Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

XXXII: Qué hacer? Bietan jarrai. Finanzas

Continuo con el bloque financiero que no contiene novedades sobre lo ya posteado en la saga sobre el descubrimiento arqueológico.

La reforma financiera. Sistemas complejos y el pasillo neoclásico

SAMSUNG

  1. Los recientes debates sobre las Cajas y sobre las nuevas ratios de capital son lo suficientemente bien conocidos como para no demorarnos en ellas y centrarnos en cambio en la necesidad de renovar la teoría macroeconómica para poder analizar con cuidado la influencia del sector financiero en el desempeño agregado de la economía de que se trate en cada caso. Comienzan a oírse voces críticas sobre la principal línea de investigación macroeconómica, la de los modelos dinámicos y estocásticos de equilibrio general (DSGE models), críticas que son especialmente significativas si provienen de un banquero central (son los bancos centrales los que han introducido rigideces en estos modelos) y que nos ponen frente a la reforma financiera iniciada y no acabada en España. Andrew Haldane (del BofE) en una reciente columna en VoxEU sobre el estado del pensamiento económico nos hace pensar sobre nuevas aproximaciones teóricas prometedoras y, como de rebote, sobre la posible recuperación de algunas ideas aparentemente obsoletas.
  2. Se queja Haldane de que esos modelos macro académicamente respetables que ya he mencionado no prestan la debida atención al dinero, al crédito o al sector financiero en general. Además suponen siempre expectativas racionales, lo que parece exagerado, y no dan cabida a la heterogeneidad de los agentes individuales, lo que simplifica los cálculos pero elimina los efectos de las relaciones entre individuos distintos. Esta crítica en boca de un banquero central es llamativa y tanto más cuanto que, de hecho, afirma que «todo esto nos llama hacia una reinversión intelectual en modelos de agentes heterogéneos que interaccionan entre ellos». Pero su llamada no se para ahí sino que, además, se inclina hacia una manera de pensar que hunde sus raíces en la física de los sistemas complejos (como por ejemplo puede serlo el universo, el ecosistema o sistemas bioquímicos, entre otros) para cuya comprensión se utilizan «modelos dinámicos altamente no lineales…con equilibrios múltiples», que pueden dar pie a consecuencias no queridas ni previstas y a saltos repentinos como los que parece estamos experimentando desde hace unos años. Una visión muy distinta de la suavidad del funcionamiento del sistema económico de mercado que siempre se ha supuesto aunque tuviera fallos, al menos de manera implícita.
  3. Por otro lado merece la pena en este punto recordar ideas aparentemente obsoletas y que sin embargo podrían dar pie a la utilización de este tipo de sistemas complejos para modelar algunos aspectos del sistema económico agregado. Entre estas ideas se encuentra la de un «pasillo neoclásico» alrededor de la trayectoria de equilibrio del sistema económico y fuera del cual las fuerzas de la demanda y la oferta no funcionan automáticamente dejándolo en un desequilibrio cuya dinámica puede sorprendernos con, por ejemplo, colapsos repentinos. Cuanto más estrecho sea este pasillo más fácil es que, ante cualquier shock, el sistema económico colapse. Este pasillo será tanto más estrecho, y el sistema más frágil, cuanto mayor sean el endeudamiento público y el de los agentes económicos privados, sean familias, bancos o empresas no financieras. Esta idea del «pasillo neoclásico», debida a Leijonhfvud, quedó arrumbada en la gran marea que acabó con la llamada Economía del Desequilibrio afinales de los años setenta por no encajar bien con la teoría microeconómica que había encontrado su modelo canónico en la Teoría del Equilibrio General en el que no había dinero ni ningún otro activo financiero y en el que no cabía que una u otra parte del mercado no actuara ante la oportunidad de negocio que representa un desequilibrio cualquiera.
  4. Y, sin embargo, cabe pensar que esto precisamente es lo que está ocurriendo en España en donde la necesidad de desapalancamiento de todos los agentes económicos, desde bancos y familias, hasta las empresas de cualquier sector, no aconseja aumentar el gasto publico indiscriminadamente, pues sería inútil ante las dificultades de la banca que no quiere prestar, ni tampoco pedir prestado. Esto es lo mismo que pasó en Japón hace veinte años sin que los economistas main stream se enteraran. Y es lo que debería orientar las discusiones incluyendo el examen de la relación entre agentes y entre sectores.

«XXXII: Qué hacer? Bietan jarrai. Finanzas» recibió 1 desde que se publicó el Jueves 20 de Diciembre de 2012 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Enrique Titos dice:

    Juan, apasionante reflexion, he notado que el deseo de cuantificar y ponerle limites a las interacciones, a fin de cuenta, humanas de los mercados, es un empequeñecimiento y trivializacion de la complejidad. Y cuanto mas complejos y globales son los sistemas, mayores son los efectos de la no linealidad o tail risk como ahora se dice. La filosofia y sociologia tienen que tener, un papel interpretativo de lo que sucede, porque la verdad es que influyen, aunque no lo reconozcamos en los modelos.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias