Funciva y cuyos aspectos más reseñables sirvieron para mi corta intervención, una entre otras. A lo largo de los próximos días iré posteando las diferentes partes de ese documento cuyo nombre genérico es «¿Qué hacer? Bietan Jarrai» y todo ello dentro del camino hacia un nuevo relato. " /> Funciva y cuyos aspectos más reseñables sirvieron para mi corta intervención, una entre otras. A lo largo de los próximos días iré posteando las diferentes partes de ese documento cuyo nombre genérico es «¿Qué hacer? Bietan Jarrai» y todo ello dentro del camino hacia un nuevo relato. " /> Funciva y cuyos aspectos más reseñables sirvieron para mi corta intervención, una entre otras. A lo largo de los próximos días iré posteando las diferentes partes de ese documento cuyo nombre genérico es «¿Qué hacer? Bietan Jarrai» y todo ello dentro del camino hacia un nuevo relato. ">

Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

XXX: ¿Qué hacer? Bietan jarrai. Introducción

Lo que sigue es el comienzo del documento previo repartido entre los asistentes a una reunión celebrada en Funciva y cuyos aspectos más reseñables sirvieron para mi corta intervención, una entre otras. A lo largo de los próximos días iré posteando las diferentes partes de ese documento cuyo nombre genérico es «¿Qué hacer? Bietan Jarrai» y todo ello dentro del camino hacia un nuevo relato.

lehmanComienzo hoy como con un prólogo.

La respuesta rápida a la famosa pregunta de Lenin, si bien referida a nuestros problemas socio-económicos actuales, se encuentra justamente en el lema del subtítulo, que reivindica el uso general de una expresión secuestrada por ETA y que significa, en traducción muy libre, seguir adelante por los dos caminos. En este caso por el de la astucia de la serpiente y el de la fuerza del hacha, figuras ambas que forman el logo de esa organización terrorista que esperemos esté ya inoperante para siempre.

El título y el subtítulo han de servir también para distinguir metafóricamente los dos caminos a seguir ante la total incertidumbre en la que nos movemos y que tiene dos posibles facetas. Por un lado la incomprensión de lo que pasa por falta de teoría formal sobre una crisis financiera que puede o no ser como las anteriores y, por otro lado, la desconfianza acerca de lo que dicen que hacen los políticos o incluso acerca de lo que dicen los institutos especializados. Es decir, vivimos una época sin heurística o como dirían los postmodernos sin relato.

Ante esta incertidumbre doble y ante la falta de relato solo cabe tratar de comprender teóricamente una situación que, en cierta medida parecería que escapa a nuestra comprensión (la serpiente y su astucia) y obrar con decisión (la fuerza bruta del hacha). Es decir construir una heurística.

Y esta estrategia doble puede servir también para indicar el doble objetivo de las ideas que expongo. A saber: contribuir a la Economía como forma de conocimiento (o a su crítica) así como a la solución de los problemas de una economía real y concreta de un espacio determinado políticamente ordenado. Y continuo con la Introducción

Introducción y temas a tratar

  1. A estas alturas ya tenemos una historieta montada sobre el origen, la explosión y el desarrollo de una crisis que comenzó en julio del 2007 aunque cuasi-oficialmente se suele fechar en el 2008 con la caída del Lehman Brothers, y a pesar de que algunos piensan que las semillas estaban ya sembradas desde el tiempo de la burbuja punto com. El desequilibrio del comercio mundial acumulado desde principios de siglo generó una demanda de activos seguros por parte de los países con superávit comercial que hizo descender mucho los tipos de interés en los USA, ya bajos por los apoyos de Greenspan desde la FED a crisis previas. Los bancos tuvieron que incrementar la oferta de productos para mantener el tamaño del margen financiero y para ello inventaron los productos derivados mal entendidos y erróneamente calificados por las correspondientes agencias lo que propició su diseminación casi universal. Entre estos derivados se encuentran, entre otros, los basados en la titulización de las hipotecas que se extendieron más allá de lo razonable ante la expectativa de un incremento continuo del precio de la vivienda. La primera hipoteca impagada desencadenó toda la cascada posterior, cascada que todavía dura entre nosotros. El resto es conocido.

    Ante la fragilidad del sector financiero americano, y de todos los demás contagiados por esos productos tóxicos triple A, los grandes bancos de inversión entraron en caída libre y proliferaron los problemas de liquidez y también de solvencia con los correspondientes procesos de quiebras y de suspensión de pagos tanto empresariales como personales. La reacción americana y la europea fueron diferentes. En los USA y desde el final de la segunda presidencia de Bush se pusieron en práctica ayudas públicas a diversos sectores y, ya con Obama al frente, se dedicaron voluminosas ayudas a diversos sectores, entre ellos el financiero que, además, contó con una FED que rebajó muy rápidamente los tipos a prácticamente a cero.

    En Europa ni los tesoros nacionales ni Trichet estuvieron rápidos probablemente por incredulidad sobre el tamaño y duración de la crisis en los peores escenarios, y ralentizaron la reacción. Alemania comenzó su prédica sobre la austeridad como forma de sufrir ahora para luego crecer en base a la confianza recuperada través del descenso del endeudamiento hasta límites sostenibles. La situación europea se deteriora más allá de lo razonable no solo porque la reacción fuera tardía sino también por la existencia de un área monetaria mal diseñada que ahora muestra sus fallos. esto último ha hecho que la crisis haya entrado en una fase muy centrada en europa y los países miembros de la UE.

  2. El caso de España es particular. La banca no podía por ley generar esos productos incomprensibles ni invertir en ellos y se sentía tranquila al socaire de la tormenta aunque sufría la suya propia, la del exceso de hipotecas de condiciones fuera de lo normal, un exceso de crédito poco razonable pero que ningún banco se podía permitir frenar ante la actitud de los demás pues le hubiera supuesto una seria caída de la cuota de mercado. Este era un pecado sobre todo de las cajas, aparte de otros de otra naturaleza en las que éstas incurrieron, y ante la pereza del BCE, el gobierno no reaccionó y el BE solo lo hizo con un intervencionismo tímido. El carácter no integrado del mercado de trabajo precipitó el desempleo de forma que los estabilizadores automáticos generaron déficit público y un peligroso incremento de la deuda pública sin que la privada se ralentizara a tiempo. Así surgió ese discusión de fondo entre los que creían que el problema era uno de demanda agregada deprimida y los que pensaban que todo el secreto estaba en la falta de confianza y se inspiraban en la virtuosa Alemania. Las reformas laborales y financieras del gobierno nuevo no están todavía completas de manera que estamos en un momento en el que la incertidumbre es ya de segundo orden: no estamos seguros de qué es lo que no sabemos.
  3. No es mi intención abundar en un análisis cuantitativo, pero parecería bueno que tuviéramos en la cabeza las grandes cifras comparativas entre los EE.UU. de América, la Eurozona y España. La Eurozona se ralentiza por problemas de falta de demanda agregada, los EE.UU. crecen bastante tímidamente y España no volverá tener una tasa de crecimiento positivo (si la tiene) hasta finales del 2013. En cuanto al desempleo tanto la Eurozona como Los EE.UU. muestran unas tasas que parecerían estar claramente por encima de lo que fue en su día su tasa natural. El desempleo español es dramático como ya se sabe y seguirá siéndolo hasta el punto que el BIAM pronostica una tasa del 27 % para 2014. La inflación no es problema en ningún sitio. Estas cifras son suficientes para darnos una idea del escenario en el que nos vamos a mover a corto y medio plazo y no necesitamos insistir en otras variables como la tasa de mora, que se va acumulando al menos en España, los movimientos de capital hacia destinos menos amenazadores o las variaciones en los costes laborales unitarios que ya han comenzado a doblegar su crecimiento en España en comparación con su entorno conformando así el comienzo de la llamada devaluación interna.
  4. En este escenario pretendo ahora compartir algunas ideas sobre algunas de las reformas pendientes de esas que llamamos estructurales. Creo que soy exhaustivo si menciono las siguientes: la financiera, la laboral, la de las pensiones, la fiscal, la territorial, la educativa e investigadora y la relativa a la mejora de la competitividad. Nada diré sobre la laboral y la de las pensiones, no porque no lo merezcan sino porque no creo tener nada que decir que sea relativamente original. Comenzaré por decir algo sobre Presupuestos, incluyendo la posible reforma fiscal y la guerra de los multiplicadores, pero me centraré luego en el examen de algunas de las otras reformas pendientes, opinando con mayor o menor extensión sobre la reforma financiera que nos tiene en vilo por lo del rescate por parte de Europa del sistema bancario, sobre la sumamente emocional reforma del modelo de Estado y, finalmente, sobre la (falta de)) competitividad subyacente a todo esto y su relación con la investigación y la educación.

Continuará…

«XXX: ¿Qué hacer? Bietan jarrai. Introducción» recibió 4 desde que se publicó el Lunes 17 de Diciembre de 2012 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] Y sin embargo, cuando arrancamos nuestra segunda década, estamos convencidos de que 2013 será un año decisivo en el que veremos los primeros signos no solo de un revivir económico g…. […]

  2. […] será nuestra estrategia en 2013? La adaptación a nuestro campo de la idea que hace unos días reivindicaba Juan Urrutia: Bietan jarrai, “seguir adelante por los dos […]

  3. […] ahí la complementariedad entre el nuevo relato, la actitud bietan jarrai y la pizca de psicología que subyace a la distinción entre el diálogo y la conversación de la […]

  4. […] las cosas». Hacer un primer ataque a esa aseveración es lo que el relato pretenden. Y aun así, como hacía Juan Urrutia hace poco, no son pocos los que se preguntan qué hacer. El objetivo del relato era plantear una […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias