XIX: Confederación y Steady State

por | lunes 24 de septiembre de 2012

Se acabó la transición y la política española se desencuaderna como un barco encallado que sufre los embates del mar. Artur Mas visita a Rajoy y nada se entiende a partir de ahí. Muchos recuerdan a Ibarretxe y su plan soberanista otros vuelven a las ideas federales, casi nadie recuerda el derecho de autodeterminación y hay como una nostalgia del centralismo nada fácil de explicar a no ser que acudamos a las rentas de la capitalidad. Por otro lado Europa quiere refundarse pero no sabe cómo pues las ideas viejas le parecen poca cosa y no encuentra nuevas. La fusión de estados y su fisión parecen cosas fantasmagóricas como si el statu quo hubiere alcanzado el extraño privilegio de lo natural.

Cuando se piensa el futuro político del mundo los hay que piensan como si estuviéramos frente al enigma del Universo y se atuvieran a la teoría del Big Bang tan acorde con nuestra visión temporal de todo con su principio y seguramente con un fin, aunque no sabemos cómo sería o si lo habría. Pero ¿si eso fuera solo pura inercia intelectual como me contaba poco tiempo antes de morir Fred Hoyle y lo sensato fuera renunciar a pensar en un principio y en un fin ya que no podemos verificarlos del todo, y nos limitáramos a alguna versión aggiornata de la Teoría del Steady State según la cual la estructura básica es, de siempre y para siempre, la misma?

Lo mismo pasa con la teoría del Estado. La teoría política nos proporciona desde hace cuatro siglos una variedad de explicaciones, desde Hobbes a Schmitt, respecto a su origen y en cuanto a su final se piensa que todo marcharía hacia un Estado único. Este es un ejemplo de inercia intelectual que es hora de desmontar. Quizá demos algunos pasos en una dirección alternativa si cambiamos de perspectiva y pensamos en la generalización de una confederación asimétrica de comunidades identitarias con acuerdos entre ellas y sin ninguna autoridad central. En esta perspectiva se me ocurre que podemos imaginar una perspectiva temporal en la que, en un primer movimiento, ocurriera como una especie de extensión de una confederación entre Estados como los actuales para, en un segundo movimiento, asistir a un desinfle de esa construcción mediante la disipación de Estados que, primero reducirían su tamaño y luego perderían su naturaleza de Estados y ganarían su categoría de comunidades.

¿Que esto es un nuevo feudalismo? Pues no lo creo.

14 pensamientos en “XIX: Confederación y Steady State

  1. Iker OO

    Bravo por tu reflexion.Ha cambiado algo realmente la concepcion del Estado algo realmente en los ultimo siglo, o el Estado sigue siendo algo cerrado por definicion? Habra que traer a la agenda publica el debate sobre la confederacion y del Estado Abierto, aunque ahora suene algo contradictorio…Y la UE?? Se pregunta sobre si un Estado fruto de la secesion puede ser un Estado Miembro..pero permitiria la UE un modelo politico como Galeuzkat en su seno

    Saludos

  2. Iker.

    Bueno, la UE en algún momento se tendrá que pronunciar ante lo que puede suceder ante realidades como Escocia o Flandes. O qué pasa, se les deja fuera?? Por otra parte, ¿Qué encaje podría tener una Confederación dentro de la UE que a su vez es una confederación ?? O deberá entrar independientemente cada Estado de una hipotética Confederación Española o una Galeuzkat

    En algún momento y en esta realidad de Estados ( no entro en el debate sobre la realidad que citas de las Confederación de comunidades) entiendo que de una manera u otra deberá pronunciarse

  3. Juan Urrutia Autor

    Debería hacerlo, pero me temo que Bruselas será prisionera de los Estados que existen ahora. Hará falta mucha información y discusión para romper la inercia mental

  4. Pingback: Momento constituyente… y confederal

  5. Joan Inglada

    Me gusta esta reflexión. Gracias Juan! ¿La expresión “confederación asimétrica” no es algo redundante? Mas preguntas: ¿una “confederación asimétrica de comunidades identitarias con acuerdos entre ellas y sin ninguna autoridad central”, seria algo como el mundo actual sin los estados actuales, sin ONU, FMI, BM, FAO, OIT, etc., solo con estados identitarios -> comunidades identitarias? Esto, en la red, es fácil de imaginar, pero en la geografía, con carreteras, ferrocarriles, espacios aéreos y marítimos, etc., sólo me lo puedo imaginar entre comunidades contiguas, pero en el caso de Galeuzkat, por ejemplo, lo veo más difícil. Quizás un paso interesante en lo de “romper la inercia mental” sea lo que se dice en este post: http://bitacora.lasindias.com/por-que-el-esperanto-es-la-lengua-indiana/

    Tengo que seguir pensando en el contenido de este interesante artículo. Gracias de nuevo y saludos.

  6. Juan Urrutia Autor

    Las dificultades para la implantación de un verdadero esquema confederal son muchas. De acuerdo pero sino empezamos a hablar de ello las dificultades serán mayores

    1. Ramon

      Totalmente de acuerdo, seran pues las universidades quienes vuelvan a analizar el tema con un profundo debate ?

  7. Juan Urrutia Autor

    Ramón, no confío mucho en que las universidades rompan su inercia y se lancen a un estudio transversal como el que ahora necesitaríamos. Pero si nos son ellas ¿quién lo hará?

  8. Pingback: El Valor de Shapley

  9. Pingback: Catalonia, we will never bomb your country | Código abierto

  10. Pingback: P2P: empoderamiento transnacional de redes | Código abierto

Los comentarios están cerrados.