Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

XLVI: Celebrating Ned

La «Imperfect Knowledge Economics» como base para ese posible nuevo relato económico que permita entender y salir de la crisis

nedEn el año 2001 se celebró en la Universidad de Columbia una conferencia en honor de Edmund Phelps al que por alguna razón que desconozco llaman Ned. En el 2004 se publicaron los artículos presentados en esa conferencia en forma de una Festschrift en honor de Ned. Y ese mismo año Axel Leijonhufvud escribió su recensión de ese libro colectivo en el Journal of Economic Lietrature bajo el mismo título que el de este post. Me acuso de no haber estado atento a estas dos publicaciones que me hubieran hecho más fácil el camino del desierto macroeconómico de los últimos años. Entre otras cosas la recensión ofrece una breve visión de lo que hoy llaman IKE (Imperfect Knowledge Economics) y algunos presentan como la salida más prometedora del impass en la que nos ha mentido la revolución de las expectativas racionales que desemboca en los moodelos DSGE de los que tantas veces hemos hablado en este serial en el que pretendo encontrar una nueva narrativa.

He ido leyendo poco a poco el segundo libro de los que adquirí en París a fin de postear, tal como prometí, un comentario sobre IKE y así, como de través, he tropezado con este artículo de Axel en el que pasa revista a los trabajos que conforman cada una de las cuatro partes en que se divide el volumen editado por Ph. Aghion, R. Frydman;J. Stiglitz y M. Woodford y cuyo título revela ya su contenido: Knowledge, Information, and expectations in Modern macroeconomics: In Honor of Edmund S. Phelps. Reservo para la recensión que debo muchas de los comentarios sobre aspectos relevantes de la Macro hoy en voga y me limito hoy a citar y comentar los comentarios finales de Axel sobre el estado de la macro moderna o no tan moderna.

Después de afirmar que la macro de hoy es una macro «domada» y de volver sobre sus ideas de treinta y cinco años antes va terminando su recension y escribe:

When an economy reaches a state where the ability to pay of a large proportion of agents is conditional on being able to collect from others whose ability to pay is itself conditional … and so on, the bursting of a speculative bubble or the failure of a large intermediary will trigger a crisis.

Fijémonos que en estas líneas podría estar hablando, en el 2004, del estallido de la burbuja inmobiliaria y del caso de Lehman Bros., y continúa:

The enforcement process that is then triggered does not have much to do with optimal calculation and the associated equilibria. It becomes rather a matter of the system mindlessly grinding away, ruining some and saving others in an often highly arbitrary manner. If market processes are just left to run their course, the eventual outcomes will then not conform to those notions of justice and fairness that have previously made people willing and accepting participants in the system.

A nadie nos puede extrañar que cuando hay lo que se ha llamado Effective Demand Failures, es posible e incluso probable que nos acordemos de la necesidad de la política. Así lo ve Axel:

Consequently, when default occurs on a large scale, the rules themselves end up in the political arena. In this process, the effective rights and obligations of agents become still more uncertain and ultimate outcomes very opaque. The resumption of full employment and of growth may then be long delayed.

Pongo en negrita esta última aseveración solo para reconocer que mychas cosas que hoy parecen cogernos por sorpresa ya debieran haber sido conocidas por los macroeconomistas no cegados por la supuesta propiedades estabilizaodoras del sistema. Y termina Leijonhufvud de manera radical:

It is important that we learn to understand better these «untidy» processes which, when they occur, threaten the social order. Much as I admire the papers in this volume, I am also left with the overall impression that modern macroeconomics leaves too little room for the extremes of instability.

Esta impresion final es la que debiera abrir ese intento simple de ir delineando un nuevo relato que nos haga comprender la situación presente y su más que posible larga duración a menos que, por motivos políticos y de bienestar general, llamamos al escenario a la intervención pública internacionalmente coordinada. En los últimos días creo entrever algunos pasos en esa dirección.

«XLVI: Celebrating Ned» recibió 0 desde que se publicó el martes 30 de abril de 2013 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.