Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Gramática y tecnología

A propósito de un post de Pablo Mancini recomendado entusiastamente por D. de U.

El lenguaje se usa para hablar de gramática y utilizamos ésta para hacer otras cosas, desde una oración a una arenga pasando por una tesis filosófica o un teorema, cosas todas ellas que nos plantean nuevos problemas gramaticales. Lo mismo ocurre con la tecnologí­a: la utilzamos para “hablar” de tecnologí­a en forma organizada y utilizamos ese lenguaje especifico para hacer otras cosas, a veces nuevas tecnologí­as y a veces abrelatas que nos permiten acceder a otros mundos.

Lo que hacemos con la gramática o la tecnologí­a determina su propia evolución. Y es aquí­ donde hay que ubicar el post de Pablo. ¿A donde nos lleva la web 2.0? El dirí­a que a “una nueva lógica cultural alrededor de la construcción de la identidad”.

Repasemos esquemáticamente la lógica ya pasada de la web 2.0 y contrastémosla con la lógica cultural que se impone y que nos dirá qué va a pasar con las tecnologí­as que apuntan.

Tenemos que frente a la vieja cultura de la inmersión caracterizada por la reprentación tenemos ahora la presentación, frente al valor de uso el valor de cambio, frente al diseño la materialidad, frente a lo intensivo lo extensivo y frente a la inmersión la polarización. Continúa Pablo contrastando el ranking frente a la diferencia, la pertenencia frente a la disrupción y el enlace de contenidos frente al enlace de personas.

Todas estas distinciones parecen apuntar hacia la disipación de la importancia de las redes de personas y hacia un amanecer de una nueva ola de producción basada ya no en la puesta en común de las caracterí­sticas obscenamente exhibidas, sino en la sobria complementariedad entre las capacidades productivas epecí­ficas de personas que pueden no pertenecer a la misma red identitaria.

Compartir no por el gusto de sentirse arropado o sentirse dentro de una tribu reconocida que te jalea, sino por el deseo de producir algo demandado y que reporta beneficio.

Es aquí­ donde no estoy seguro que la nueva lógica sea tan nueva. Por un lado siempre creo haber sabido de que lo que en su dí­a llamábamos gratuidad era el primer caso de una nueva forma de intercambiar que se acabarí­a estandarizando, algo que parecí­an no entender los que se apresuraron a reducir las TIC a una forma de reducir los costes de transacción entre los mismos sujetos productivos de siempre.

Pero por otro lado parece que Pablo no habla de esa estandarización que ya ha entendido que la gratuidad ya no es sino una forma de marketing propia de una nueva forma de producción. Parecerí­a que va, o quiere ir, más allá anunciando la parte tribal del juego de la innovación. Tomado así­ su post parecerí­a que rezuma el pesimismo de los que reconocen tempanamente la traición de la vida a la revolución.

Pero me parece que no hay porqué ser así­ de oscuros. Los nuevos productores que se unen para producir, a pesar de que no pertenecen a la misma red identitaria, ya nunca serán como los de la época industrial basada en tecnologí­as del siglo XIX. Ya hay mucho más espacio para la autonomí­a personal y la pobreza no exige ya el tejer redes basadas en la necesidad e defenderse de la mera explotación. Y desde luego no hay ninguna garantí­a de que estas nuevas tecnologí­as propias del web 2.1 que viene vayan a durar largo tiempo y forzar la esclerotización de las relaciones sociales. Más bien deberí­amos pensar que nos llevarán a la discusión gramatical que nos permitirá contarnos nuevas historias.

Yo apostarí­a que una de esas nuevas historias tiene que ver con la precariedad de las relaciones personales. El enlace entre dos personas para producir algo exigirá una dedicación muy intensiva durante poco tiempo. Entramos en un mundo de shiftng alliances . Para muchos será como una nueva edad media. Para mí­ es como una liberación que desgraciadament no voy a ser capaz de vivir en todo su potencial pues me llega viejo y apegado a mis redes.

Me temo que seguiré aferrado a guardar las distancias que permiten el sostenimiento de mis yoes y de mis lealtades sin que todo colapse. No puedo estar seguro que aprenderé a variar todas esas distancias hasta volver a encontrar un equilibrio que me guste.

«Gramática y tecnología» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 25 de Junio de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] Juan Urrutia reflexionaba a partir de uno de los últimos posts de Pablo sobre la web 2.1: Todas estas distinciones parecen […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.