Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Get carded

Así reza un anuncio de un almacén cualquiera en la peatonal Lincoln road de Miami Beach a fin de impulsarte a pedir y obtener su propia tarjeta de crédito.

Debo luego existo.

Nadie vea una broma en esta sentencia. Se me representa como una gran verdad. La posibilidad de vivir del crédito divide la población en dos. Los que no deben nada que son o muy ricos o muy pobres. Y los que deben que son ni muy ricos ni muy pobres.

Pues bien en lo que podríamos llamar un “carded equilibrium” distinguimos entre estas dos clases de personas. Un banco preferirá, sin duda alguna, esta segunda clase de individuos a efectos de conceder crédito porque conoce el track record de sus componentes y puede modular las condiciones de acuerdo con ese comportamiento observado. El argumento aplica también a un almacén de ropa o a un hipermercado que finalmente redescuenta sus créditos en una institución financiera.

Entre los miembros de la segunda clase de individuos, ni el banco ni cualquier otro negocio puede distinguir entre los muy ricos y los pobres porque no posee datos sobre ninguno de los miembros de esa clase de gente que no tiene cartas de crédito y paga al contado.

Por otro lado un individuo cualquiera piensa que algún día puede necesitar un crédito y, por lo tanto, desea que se conozca su comportamiento como deudor.

Por lo tanto podemos afirmar que un “carded equilibrium” es mejor para todos que un “cardless equilibrium” en el que las condiciones de crédito serian peores y en donde tampoco seria cierto que los pobres pueden conseguir un primer crédito porque, sin información, se le exige un down payement que tampoco puede permitirse.

Claro que los muy ricos quizá prefirieran el “cardless equilibrium” ya que en el encontrarían alguna manera de distinguirse de los demas y aparecer como gente desinteresada y con personalidad unica. Pero creo que podríamos descartar este pequeño detalle y preguntarnos
como es posible que se haya tardado tanto en poner en practica esta innovación financiera de la tarjeta de crédito

«Get carded» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 31 de Agosto de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Es que la clase media tardó mucho en salir a cenar fuera regularmente (la primera tarjeta es del Dinner’s Club). Es decir en dejar de soñar calvinistamente en acumular (y/o endeudarse por) capital y pasar a hacerlo por el placer.

    La nobleza había llegado antes, ya nos lo contó Sombart.

  2. Juan Urrutia dice:

    Salir a cenar es una novedad estricta para mi. Mis padres solo salieron una vez. Fue durante el sitio de Bilbao y lo hicieron porque no tenian en casa nada que llevarse a la boca. Eso lo oi contar. Durante mi vida consciente nunca faltaron a la cena familiar.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.