Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Geografía económica escatológica y competencia perfecta

En la reunion de ASSET que se celebró en Evora hubo dos sesiones especiales organizadas por Alan Kirman, ganador el año anterior del Premio FUE a la Diversidad en la Investigación. Este premio responde al deseo de esta Fundación de incentivar la exploración de vías alternativas a la manera estándar de pensar de la Teoría Económica. En este contexto Gerard Weisbuch ofreció una conferencia sobre el futuro económico basada en la la dinámica de sistemas de la física. Asistí a ella y me sugirió los siguientes comentarios que, desde luego, no puedo garantizar que hagan honor a la exposición dada mi ignorancia de los modelos físicos de difusión.

A mi juicio poco informado la idea es plantearnos cómo representamos el futuro productivo del mundo a partir de la idea de que el único factor escaso es la energía que finalmente nos viene del sol. Esta energía incorporada en cualquier aparato que la convierte en fuente secundaria se une al capital y al trabajo para producir bienes físicos.

Esta pregunta básica se convierte finalmente en una pregunta de geografía económica: ¿Como será la distribución geográfica de la actividad productiva allá por el final de los tiempos cuando la escasez de la energía sea palpable? Es ahora cuando se aplica las ecuaciones propias de la difusión en física al modelo de crecimiento que he descrito antes. Y lo interesante es que hay dos respuestas posibles.

Si la energía solar original se utiliza como energía fotovoltaica, los costes de trasporte son muy altos y la distribución de la actividad productiva será desordenada, muy distinta en cada región del mundo con especializaciones productivas propias de la lógica de la ventaja comparativa de los mercados internacionales, de manera que nos encontraremos con esta especialización y también con unidades productivas con poder monopólico. Las rentas como beneficios no merecidos se mantienen.

En cambio si la energía solar se utiliza como energía nuclear, los costes de transporte son tan pequeños que podemos pensar que los mercados como tales, es decir con sus costes de transacción, no importan y nos encontramos con un panoranma tal que en cada rincón de la tierra la estructura productiva es idéntica y en nungún lugar hay una unidad productiva suficientemente grande como para ejercer un cierto poder monopólico. Las rentas se han disipado.

Esta interpretación mía de la conferencia de Weisbuch me sirve para resaltar el contraste entre la libre competencia que acaba disipando las rentas y lo que a veces llamamos competencia pero que no es nada inmune a la corrupción y en la que las rentas, lejos de disiparse se enquistan en las mismas carteras de los mismos por tiempo indefinido.

Esto me toca muy personalmente porque desde que apareció El Capitalismo que Viene, gestado antes de la crisis pero publicado después de la caída de Lehman, me siento incómodo pues lo que pretendía ser una base firme de la comprensión de la economía de mercado como un sistema más que aceptable es puesto en duda cada día que pasa. Este comentario, derivado de un modelo que no entiendo pero cuyas consecuencias creo que capto correctamente, me redime y puedo volver a recomendar, citar e incluso regalar sin mala conciencia pues su mensaje básico se mantiene: la competencia es garantía de prosperidad y de libertad siempre que sea fratricial y, además, conforma una base sólida de la forma política que llamamos confederalismo.

«Geografía económica escatológica y competencia perfecta» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 23 de Noviembre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias