Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Fraternidad y revolución

La fraternidad en una comunidad permite ,entre otras cosas, una forma de hacer compatibles la “carnalidad” ( como algo opuesto al mero formalismo abstracto) y “lo situado” (frente a lo universal). Nos preguntamos inmediatamente ¿tiene pues la fraternidad potencial revolucionario? ¿ Lo tiene el situacionismo “carnal”?

¿La pregunta no es simplemente retórica, sino que trata de llamar la atención sobre la presunta (im)posibilidad de que algo no universal sea revolucionario. Por un lado está claro que lo meramente formal dificilmente puede constituir la base de un impulso revolucionario. Y por otro lado, cabe imaginar que la “carnaliad” pueda bastar para el nacimiento de ese impulso. Pero ¿cómo se transforma el impulso en un verdadero entusiamo suficiente? Mediante el contagio, desde luego. Y lo interesante es que el contagio en una sociedad fraterna organizada en red distribuída puede ser muy rápido especialmente en el caso de topologías de red que permiten localmente umbrales de la rebeldía muy bajos tal como se explicaba aquí hace ya años.

«Fraternidad y revolución» recibió 4 desde que se publicó el Sábado 27 de Marzo de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Carlos Boyle dice:

    Estimado Juan, sin tener mucho mas tiempo para tomarme y previendo el cierre de comentarios arriesgo un tímido aporte al respecto. Se me ocurre una aclaración y una sugerencia.

    La aclaración radica en el carácter épico y romántico que le asignamos casi naturalmente al término revolución, mas particularmente al “revolucionario” como un individuo que encarna o promueve la revolución. Si es desde esa óptica el término comienza a perder sentido dado que a mi ver el relato épico es el que carece de sentido.

    La sugerencia va por otro lado, si la red fraternal es aquella que posibilita la libre circulación y distribución de sus flujos internos sería una contradicción la “revolución” como un momento de la red en donde unos se revelan contra los otros provocando la revolución. Cualquier movimiento en ese sentido se contradeciría con aquel espíritu fraternal de la libre circulación de los flujos.

    Pero si pese a esto por alguna razón, tal tabicamiento o endicamiento de los flujos pudiese haber podido ocurrir, estaríamos más ante una situación de desistencia activa que ante una revolución.

  2. juan urrutia dice:

    Hola Carlos, efectivamente es como si hubiera una disonancia entre la revolución y la fraternidad, aunque, quizá contrariamente a tu apreciación hay algo de épico en ambas. Pro tmo buene nota de la diferencia entre revolución y disedencia activa.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] destructivas… pero su vuelo es en realidad más corto de lo que ahora parece. A medio plazo, la necesidad de libertad y el deseo de formas auténticas de cohesión llevarán a más y más personas en todo el mundo a buscar […]

  2. […] destructivas… pero su vuelo es en realidad más corto de lo que ahora parece. A medio plazo, la necesidad de libertad y el deseo de formas auténticas de cohesión llevarán a más y más personas en todo el mundo a buscar […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.