Foixà

por | viernes 4 de diciembre de 2009

Nos estaba esperando la luna casi llena de Buñuel y la navaja daliniana que corta en seco un ojo ampurdanés. Por primera vez en años todo está bien, hasta la glicinia, y todo funciona, hasta las luces del jardín. Casi me da pena pues si todo funciona ¿dónde está la gracia de moverte de casa? Bueno, hay cosas….A pesar de mi dieta me veo obligado a confesar que en Can Quel sigue habiendo una comida increiblemente sabrosa. Y más cosas….