Fisiognómica perezosa

por | jueves 12 de julio de 2007

Estoy volviendo a engordar debido a que me forro a degustar diversas combinaciones de dulce y de amargo. Ya confesé que, desde que perdí­ la vesí­cula biliar, esa combinación despierta en mí­ una increí­ble capacidad fisiognómica.

No tengo pues más remedio que, de tiempo en tiempo, darles a conocer los últimos descubrimiemtos anotados en mi Goulue concernientes a parecidos que me saltan a la vista sin que crea que implican ninguna similitud de carácter.

Primero Miguel Angel Quintanilla, Secretario de Estado de Universidades e Investigación, se parece mucho a Miguel Arias Cañete ( portavoz de economí­a por el PP en el Congreso de los Diputados ) aunque no es de esperar que hay ningún rasgo de caracter en común entre el castellano y el andaluz.

Segundo, no me dirán que Roger Federer, tan elegante, no se parece a Tarantino, tan sanguinario él.

Y quizá les sorprenda saber que los parecidos a veces son hí­bridos. Si han visto ustedes Belle Toujours y han observado al gran Piccoli ( el que en su dí­a se aferraba a una muñeca hinchable) se habrán dado cuenta de que es una mezcla sorprendente de Urgoiti (Presidente del Patronatodel Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofí­a) y del inteligente coleccionista Plácido Arango. Según el ángulo de la toma aparece el uno o el otro. En este caso les une a los tres el amor al arte.

Y finalmente lo que más me ha sorprendido es la casi perfección de la similitud enre Carlos Espinosa de los Monteros (presidente de Mercedes y ex-presidente de Iberia) y Luis Mariano, aunque no veo al primero luciendo una boina vasca como era el caso en el “chansonier” de Irún.

Claro que deberí­a mostrales los rostros de todos estos personajes, pero me da pereza. De todos modos he confirmado que todos están en Google Images. Bueno, no todos, me falta la foto de Urgoiti. Agradecerí­a que alguien me la consiguiera. Gracias por adelantado.

Un pensamiento en “Fisiognómica perezosa

  1. Pingback: Nostalgia de la Goulue

Los comentarios están cerrados.