Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Extraños incentivos

El País, sección Madrid trae hoy un suelto impagable. El título ya me da miedo:Los currículos de los médicos serán públicos para que los pacientes elijan. Pero ¿cómo va el público a leer un CV médico? He aquí una oportunidad de negocio: una agencia para la lectura e interpretación de CVs.

He aquí un bonito párrafo:

“Los currículos de los médicos especialistas estarán a disposición de los ciudadanos que quieran consultar qué facultativo tiene más experiencia en el tratamiento de su dolencia. Es una de las informaciones que los pacientes tendrán disponibles para elegir a quién quieren acudir cuando entre en vigor la Ley de Libre Elección, según avanzó ayer la viceconsejera de Asistencia Sanitaria”

No parece mal en principio, pero ya me pincha el temor a la manipulación del CVs para atraer pacientes, especialmente cuando a los facultativos se les pagará de acuerdo con el número de pacientes atendidos y presumiblemente atraídos a ese centro gracias al CV de su médicos.

Como además los centros hospitalaros recibirán más fondos cuanto más demanadados sean, la presión a manipular los CVs vendrá también del propio centro. Cuanto más exitoso el centro menos tiempo podrán dedicar sus médicos a cada enfermo.

¿Cómo se organizará un grupo de trabajoen estas conciciones? Habrá una tendencia a cooperar para que el centro en donde está ese grupo de trabajo localizado prospere, pero simultáneamnete habrá también un sesgo competitivo a señalarse a sí mismo como el mejor.

He aquí un lío que me resulta dificil creer que alguien quiera. Un buen coto para los expertos en incentivos.

«Extraños incentivos» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 18 de Marzo de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. alfredo dice:

    No se trata de curriculums, sino de experiencia. No es posible dar información médica a los ciudadanos, porque estos no saben discernir entre si un médico sabe o no.

    Desde mi punto de vista tiene que ir en línea con la experiencia en operaciones de tipo “n”. Por ejemplo, yo querré ir a un dentista que tenga experiencia haciendo “implantes” y que si ha hecho 100, seguramente será mejor que el que haya hecho 5, simplemente por inteligencia intuitiva…

    Además, yo apoyaría comentarios por parte de los ciudadanos, no ya en cuestiones médicas, insisto, eso no es ponderable en la mayoría de las ocasiones por parte de los ciudadanos, pero sí en otras cualidades que normalmente los pacientes buscan en sus médicos: “trato dispensando”, “comunicación con el paciente”, “seguimiento de los casos”, etc.

    El CV es un buen paso, pero lo que habría que cambiar es el concepto de CV como una hoja dinámica de lo que hago. desde mi punto de vista esa es la clave

    (Más en mi blog sobre esto hablando de profesiones liberales y de reputación http://www.aromeo.net/2009/04/%C2%BFse-puede-capitalizar-el-poder-de-muchos-en-las-profesiones-liberales/)

  2. Juan Urrutia dice:

    Gracias por tu cmentario clarificador Alfredo. Pero la presumible aglomeración en la consulta del médico con más expriencia no parece fácil de solucionar. Me ha encntado tu blog.

  3. alfredo dice:

    Ahí es donde posiblemente las propuestas de David en cuento a la vuelta de aprendices como tal al mundo de los negocios, podríamos desaglomerar las mismas.

    Un médico siempre tendría que operar acompañado de aprendices, los cuales podrían ir acumulando experiencia derivada de su asistencia a este tipo de operaciones. Al final, la gente podría decidir entre el aprendiz que lleva “n” operaciones viendo o el médico que tiene la consulta aglomerada…

    Aunque no es fácil, apor ahí deben de ir algo los tiros.

    Un honor viniendo de quien viene tu comentario sobre el blog
    Un abrazo
    alfredo

    ps. supongo que no lo recordarás, pero nos conocimos en febrero del año 2004 en Córdoba en uns jornadas que organizó Pimentel en Córdoba. Disfruté mucho de tu visión y como siempre de la de David

  4. Juan Urrutia dice:

    No, Alfredo, no me acordaba; pero me honra que te acuerds tu.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.