Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

meetingEl paso del tiempo es inexhorable y este libro de Hirschman tiene ya unos 45 años de modo que ya quedamos pocos que lo hayamos leído cuando salió. Pero a pesar de su vejez me parece raro que su título no haya sido citado por economistas o politólogos en estos últimos años, y especialmente días, en relación al creciente separatismo de Cataluña expresado por su gobierno autonómico y el simultáneo desprecio del Gobierno central . En mis contactos con mis amigos, tanto catalanes como no, creo haber discernido posturas alternativas que subrayan uno u otro de los conceptos que dan título a este post.

La posibilidad de salida (exit) de España era lo que aparentemente se jugaba en las últimas elecciones autonómicas catalanas que no han proporcionado una solución clara, sino que más bien han resultado en un barullo posiblemente a causa de las posturas expresadas por los diversos partidos políticos sean centrales o catalanes (voice) y lo que se impone ahora es la lealtad (loyalty) a la discusión serena y respetuosa con las formas y la coherencia de las ideas.

Y la coherencia de esta discusión ¿no apunta ya en una cierta dirección? De los tres conceptos utilizados por Hirschman para analizar el comportamiento de los consumidores en el mercado y posteriormente por muchos otros con él para tratar de entender el comportamiento de organizaciones, el más confuso es justamente el tercero pues la lealtad envuelve necesariamente a un grupo mientras que la salida y la voz pueden ejercerse en principio de manera individual. Por lo tanto nos encontramos aquí con una continuación de las ideas del último minipost y de sus comentarios

Cualquiera que sea la colectividad de que se trate (pueblo, nación, estado, región, etc.) y cualquiera que sea su relevancia o su solidez intelectual según unos u otros, en mi opinión debería estar prohibido por la lealtad poner trabas a la voz y a la salida. Es decir que el derecho de autodeterminación no me parece que pueda ponerse en duda aunque caben, ¿cómo no?, toda clase de discusiones sobre las condiciones de su ejercicio. El peligro de excesiva divisibilidad de los grupos iniciales que su ejercicio puede traer consigo lo veo disuelto o al menos minimizado por la evolución de las tecnologías de la comunicación y me parece que marchamos por el camino de la confederación asimétrica. Pero mi opinión ya apareció en este trabajo que espero se publique pronto como una colección de ensayos sobre el nuevo relato que la Gran Recesión en sus diferentes fases nos está trayendo.

«Exit, Voice and Loyalty» recibió 1 desde que se publicó el martes 29 de septiembre de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.