Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Energía impostada

Ayer ví­ Madrid Opina en Telemadrid y hoy he visto el final del Debate de Calleja en CNN+

Me llama la atención la insistencia, relativamente reciente por parte de muchos, en la palabra derrota para para referirse a la desaparición para siempre de la banda criminal.

Me impresiona la disciplina de los conservadores. Ya no toca hablar de matrimonio gay o de memoria histórica o de amenazadora contrarreforma educativa relativizadora. Ahora toca hablar de la polí­tica aniterrorista, descalificar la de Zapatero y pregonar la exigencia de volver a la de antes, cualquiera que ésta fuera.

Y la palabra clave de toda esta propaganda dirigida exclusivamente contra la persona de Zapatero, como para concentrar el tiro, es justamente la palabra derrota. De la banda naturalmente. He recordado que aunque ahora es la consigna la cosa viene de lejos y que ya dije algo al respecto al comienzo de la tregua permanente, algo de lo que no me arrepiento aunque citarlo estos dí­as en que estamos amedrentados- yo lo estoy- parece poco oportuno.

Si la cosa no me diera tanto miedo me atreverí­a a ser irónico y a ridiculizar la propaganda mediante el remedo de la forma poco estimulante de ciertos métodos beatos de enseñanza que, después de hacer una lectura, propone como ejercicio: “subraya la palabra patata y coméntala con tu compañero”. Cambien patata por derrota y estamos en esaa beaterí­a ambiental que tanto hemos criticado.
Si esa beaterí­a de la propaganda fuera cierta la energí­a que parece destilar la palabra a subrayar resulta ser totalmente impostada

«Energía impostada» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 13 de Junio de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Quim dice:

    Comparto tu desazón, tanto por el fondo de la cuestión – la política de desinformación en materia de terrorismo en que se ha instalado el PP y todo su entorno – como por los efectos adversos que esta perversión del discurso genera en los individuos que, como tú, se niegan a renunciar al ejercicio de la razón. Mi única esperanza – llámame pirómano – es que la cúpula del PP cometa un nuevo error garrafal de la envergadura de lo que hicieron entre el 11 y el 14 de marzo de 2004 y que, con ello, se vean forzados a volver a la realidad. El país, las víctimas del terrorismo, las futuras generaciones, los votantes del PP, todos nos merecemos que esta cuestión tan seria deje de tratarse con la demagogia que lamentablemente se ha convertido en la única moneda de cambio de nuestros políticos profesionales. Se trata, en mi opinión, de un paso previo imprescindible antes de intentar nada nuevo, llámesele solución, derrota, victoria, conciliación o como se quiera.

  2. Juan Urrutia dice:

    Comparto totalmente tu desazon.es verdad que las palabras a vees son lo de menos; pero hay otras veces qu enredan. Tomemos la palabra unidad ( frente al terrorismo). Se ha convertido en la palabra talismán, cuando enr ealida lo que ocurre es justamente que esa unidad no existe y no se conformará con voluntarismo o brindis al sol,sino con diagnosis compartidas. Pero compartir una diagnosis requiere al menos tanta pizarra y palabrería y valentía como la del equipo de House.
    racias por tu comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.