Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Elogio de la alienación

La cultura devora mi vida, me deja inerme y me carcome el alma. Tomemos como ejemplo el pasado miércoles, aunque la cosa venía de antes; del día anterior para ser precisos.

Al mediodía del miércoles y en el CIN ( Centro de Innovación del BBVA) tuvo lugar la presentación de un nuevo títitulo de la colección Planta 29. La Sociedad de Control, de José Alcántara (versvs) es un inteligente y bien escrito documento sobre los peligros de las TIC para la libertad individual. Como todo lo interesante la digitalización de la información es un punto de silla, algo fantástico desde un cierto punto de vista y algo peligroso desde un punto de vista opuesto.

Y con la cabeza acelerada después de una comida con el autor y con mandamases de la Colección, por la tarde nuevo acto cultural. Otra presentación Esta vez de una nueva editorial, Avarigani Editores, que inicia sus trabajos (que irán más allá de la edición de libros de filosofía) con un título sugerente: Apología de lo inútil. Otro intento, colectivo en este caso, de defender la libertad individual atacada digamos que por el utilitarismo entendido en un sentido amplio. Los autores están relacionados con la Escuela de Filosofía y la presentación tiene lugar en medio de la magia del estudio del escultor Leiro y con las palabras del promotor de la aventura Santiago Eguidazu.

Rebuscando en la red topo con una apología de la inutilidad del gran matémático Puig Adam que fue citado en el homenaje a Gregorio Millán Barbany que se había celebrado el día anterior en la escuela de aeronáuticos coincidiendo con la reediciónconmemorativa del 50º aniversario de la publicación de su obra Aerothermochemistry. Emociona asistir al homenaje a un hombre clave en el estudio de la combustión ( con sus matemáticas magicas de lo complejo) y que, además, hizo tantas cosas por las enseñanzas técnicas en España. Y emociona aun más escuchar a su hijo, Teo Millán, glosar respetuosamente algunos aspectos privados de una personalidad tan fuerte.

Agotada mi capacidad de absorber tanta cultura vuelvo a casa el miércoles pasado por la noche y tomo unas notas para no olvidareme de escribir un elogio de la alienación. Siento una enorme paz en cuanto pienso que no tengo ninguna obligación, ni ningún deseo, de realizarme, si me permiten esta expresión tan de mi juventud. Es una tarea ingrata y cansada que me agota solo evocarla. Y que tampoco tengo que ser grande, una obligación ésta que es incompatible con la alienación que ansío.

No se trata del miedo a la libertad sino del aburrimiento de la libertad, del esfuerzo inutil del trabajo y de la nostalgia por una vida reglada, humilde, callada y, desde luego, heterónoma. Como en el paraíso comunista de Marx o en la mística.

¿Nunca han sentido la tentación?

«Elogio de la alienación» recibió 1 desde que se publicó el Viernes 1 de Mayo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] con la locura que persigue la locura de hacer algo indestructible y nos convencería de que la vida es un sinsentido simpático siempre que acepetemos lo que nos trae y no nos preocupemos de examinar lo que querríamos que […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.