Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

El juramento o promesa

Ya se ha pasado el furor y puede ser el momento de pensar un poco sosegadamente sobre la comparación entre la promesa de Patxi López y el juramento de Jose Antonio Aguirre.

Este último lo redactó, parece ser, Ajuriaguerra. No sé en que idioma. En euskera debe ser algo así:

‘Jaungoikoaren aurrian apalik. Eusko-Lur ganian zutunik eta Bizkaiko areiltz-azpijan asabaen gomutaz. …

Pero el testo que muchos saben de memoria es esta versión castellana:

«Ante Dios humillado, en pie sobre la tierra vasca, en recuerdo de los antepasados, bajo el árbol de Guernica, juro desempeñar fielmente mi mandato».

Siempre me ha emocionado esta fórmula más allá de su contenido real o simbólico. Mi mejor “traducción” sería algo así como que los vascos desde simpre solo doblamos la rodilla ante Dios y que los antepasados y el roble son testigos de ello.

Quitar a Dios de en medio me puede parecer saludable; pero, en su ausencia, mi “traducción” se difumina y, para mí, pierde emoción.

Aunque no encuentro la fórmula exacta utilizada por el nuevo Lehendakari, recojo estas ideas del El Correo:

Sí parece que el líder socialista va a eliminar la frase «ante Dios humillado», por su connotación religiosa, dejándola en «humildemente», y que cambiará la expresión «en pie» por «de pie», ya que la primera conlleva un significado «un tanto bélico», dado que entonces, en plena Guerra Civil, se combatía en el frente de Elgeta, a pocos kilómetros de la villa foral. Prometerá, pero no jurará. Y aunque la decisión no está cerrada, en el círculo más íntimo del futuro lehendakari se da por hecho que prescindirá del crucifijo y sustituirá la Biblia por un ejemplar de la Constitución

Prometer en lugar de jurar me parece bien. Prescindir del crucifijo o sustituir la Biblia por la Constitución, amén de no mencionar a Dios, es un signo de laicismo y como tal me parece correcto; pero esta corrección se carga lo que me gustaba del juramento anterior. Tanto más si en lugar de “en pie” se dice “de pie” y en lugar de “humillado” se dice “humildemente”. Estar “en pie” no es lo mismo que estar “de pie” y no hay nada de humildad en quien solo dobla la rodilla ante Dios. Es como un gesto medieval. Nunca se es tan soberbio como cuando uno se inclina ante “su” señor, el que él ha elegido que sea “su” señor. En el mismo acto de doblar la rodilla ya se está pecando de soberbia.

Total,que no me emociona. Ya entierndo que mi emoción no le importe a nadie; pero no es solo eso. Si quitamos a Dios de en medio yo quitaría también “la tierra vasca” porque se tratade otro mito.

Pero es que los mitos son muy imortantes. ¡Ya! Pues por eso se cambia el juramento. Creo

«El juramento o promesa» recibió 2 desde que se publicó el Miércoles 3 de Junio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] sencilla y esperable. Así que no me queda otro remedio que traer a colación una vez más lo del juramento o promesa del Lehendakari bajo el árbol de Guernica. La promesa de Patxi López no puede traducirse por “deeply humbled” pues dijo […]

  2. […] en el blog de Urrutia Elejalde las palabras con las que históricamente los presidentes del País Vasco accedían a su cargo: […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.