Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

El FMI cambia de actitud en octubre

La mutualización de la deuda europea tiene una posibilidad de llevarse a cabo permitiendo así una cierta construcción europea de verdad. ¿Están los políticos europeos a la altura de este reto?

IMFforecastNo me encuentro entre los economistas que no se pierden ningún World Economic Outlook del IMF. Pero el que dio a conocer hace unos días y correspondiente a Octubre obtuvo unas reacciones que me han llevado a echarle un vistazo y aconsejo su lectura aquí. No me detendré en datos concretos ni tan siquiera en una descripción somera de la situación mundial. Me interesa recalcar solo que esa situación es peor de lo que se esperaba que fuera solo unos meses atrás (en abril).

Lo que más me ha llamado la atención es el paso que esta institución da hacia una medicina de recuperación basada en el gasto público, esencialmente en infraestructuras y especialmente para Europa, poniendo así en entredicho la actitud seguida hasta ahora por los economistas académicos y por las autoridades económicas alemanas que seguían enrocadas en la austeridad. Si leemos este último informe notamos con estupor que, sin abandonar sus exigencias de reestructuración en Europa, abren la vía mencionada para la inversión pública mencionada aun admitiendo que los multiplicadores no son ya lo que solían ser, cuantitativamente hablando, en los viejos libros de macroeconomía. Y para mayor sorpresa su recomendación se mantiene incluso si la financiación del gasto público hubiera de hacerse con endeudamiento.

Lo primero que quiero resaltar es que estas opiniones parecen avalar mi aparentemente loca reacción de hace ya casi siete años al comienzo de lo que luego se llamó la Gran Recesión: Inflación y Eurobonos. Nunca he renunciado a ella, pero ahora insisto con más fuerza, especialmente ante la situación europea. Situación que es peor de lo esperado con una tasa de crecimiento prácticamente plana. El BCE hace lo que puede dentro de sus estatutos pero ni así consigue subir la inflación hasta su límite estatutario del 2% entrando en una senda deflacionaria que sabemos a donde lleva con solo mirar a Japón. Draghi se las arregla para ir arrancando concesiones hasta incluso anunciar el comienzo de las compras de deuda soberana; pero ni aun así se ven signos de un sentimiento de mercado un poco optimistas, pues las inyecciones de dinero correspondientes no parecen surtir ningún efecto en la demanda agregada debido, claro está, a la salud maltrecha del mecanismo de transmisión entre la Política Monetaria y la utilización de crédito por parte de las empresas. Algo no va bien en los sistemas bancarios nacionales y los resultados del examen realizado son esperados con temor.

Esto me lleva al segundo comentario que quiero realizar. Si mi trabajo fuera el de aconsejar a los ahorradores cómo colocar sus ahorros lo estaría pasando muy mal, especialmente aquí con clientes del sur de Europa. ¿Deben seguir en renta variable en euros apoyándose en algunas mejoras industriales y en la posible devaluación del dólar? Salirse y pasar a alguna de las variedades de renta fija plantea el problema insoluble de a cual de ellas y en qué divisa. Mi sensación es que a falta de otra medida de fuerza por parte de los ahorradores quizá lo único que quepa hacer es salir a la calle para exigir a Europa la mutualización del endeudamiento sumando fuerzas para permitir un endeudamiento avalado por todos en proporciones a discutir, es decir los eurobonos.

Y termino diciendo que el nudo gordiano está hoy justamente en el endeudamiento ya sea este soberano, privado, interno o externo. Conocer los datos de cada país en lo que respecta a esta estructura del endeudamiento es la única forma de comenzar unas conversaciones políticas que no sean meras palabras vanas. Ya tenemos estos datos y se trata, sin duda de «netear» las deudas entre diversos instrumentos y, en ese sentido, el problema se parece mucho al de la financiación autonómica en España. El «fondo de compensación» debe utilizarse, pero con cautela, de forma que el ranking entre países no quede trastocado, aunque las diferencias disminuyan. A partir de ahí la mutualización de la deuda europea tiene una posibilidad de llevarse a cabo permitiendo así una cierta construcción europea de verdad. ¿Están los políticos europeos a la altura de este reto?

«El FMI cambia de actitud en octubre» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 19 de Octubre de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias