Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

El escultor Larrea

La escultura florece en Euskadi desde Oteiza y Chillida

No todos los escultores vascos están a esa altura; pero hay muchos y las instituciones gastan mucho dinero en escultura que adorna el espacio público.

Entre estos escultores está un conocido mí­o con el que simpatizo por variadas razones; pero cuyo estilo escultural reciente, o quizá ya no tan reciente, no me resulta atractivo.

Vicente Larrea practica últimamente una escultura visceral; pero no en el sentido de espontánea o poco meditada, sino todo lo contrario. Su escultura es muy pensada pero resulta reminiscente de las ví­sceras extraí­das de animales muertos, humanos o no. Una textura dificil de describir; pero que recuerda a la casquerí­a de las carnicerí­as que casi te regalan esos desechos que la mayorí­a rechaza.

En una bifurcación en el camino al aropuerto de Bilbao hay como un totem de Larrea que recuerda a un pene erecto, pero agritado y picado de viruelas.

Cosa una pesadilla, como cuando sueñas que se te caen los dientes. Y, sin embargo, hace años su obra no me evocaba esos horrores. Debe ser custión de la edad, la suya y la mí­a.

«El escultor Larrea» recibió 0 desde que se publicó el Martes 26 de Junio de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.