Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

El deber de la Universidad Pública

La Universidad Pública debe educar a nivel de grado a los ciudadanos del país al que sirven para que estos sean algo más que productores eficientes o consumidores responsables, para que lleguen a ser verdaderos ciudadanos capaces de cooperar con otros en la conversación pública que sostiene la fraternidad, la refuerza y genera confianza en el prójimo.

enseñanzaCreo que en pocas semanas entraremos en la semana de la ciencia 2014 y, como esta ciencia se hace no solo en las OPIs especializadas, sino también, y en buena parte, en la Universidad, me parece una buena fecha para comentar sobre las rebajas en el gasto público dedicado a esta institución y sobre la expectativa respecto al apoyo privado. Todo Rector y la CRUE como colectivo tratan, como es natural, de contactar con el sector privado para recabar apoyos que les permita mantener su posición en los rankings que hoy proliferan y que dan una idea, no muy adecuada por cierto, de lo que cada universidad consigue, y son seguidos por los usuarios y los patrocinadores.

La conversación con estos patrocinadores no es fácil por varias razones, pero que se pueden resumir en dos que voy a tratar de describir y que hay que ir estudiando si queremos hacer algo serio. La primera de estas razones es que los patrocinadores, disfrazados de diferentes maneras, no tienen una idea clara de la situación del sector y no saben qué institución en concreto sirve a sus intenciones. Intenciones estas que pueden ser muy variadas, pero que casi nunca son totalmente desinteresadas. O bien quieren utilizar una Fundación o similar a fin de crear mercados complementarios con sus otras actividades empresariales, o bien les gustaría que una institución docente cooperara a reducir los costes de transformación de su negocio. Todo esto ha sido ya estudiado bajo la rúbrica de tercer sector, ni público ni privado, y no parece que se pueda tener muchas esperanzas en él por lo que se acaba de apuntar. Ni siquiera en el campo de la cultura, tal como ha puesto de manifiesto la investigación en Economía de la Cultura

universidad de gremiosLa segunda razón es que incluso posibles mecenas desinteresados no saben muy bien cómo ayudar. Con su mejor voluntad, suelen tratar de regalarte sus mejores prácticas a fin de que la universidad de que se trate distribuya mejor sus fondos entre sus diversas finalidades, o aprenda a hacer la propaganda adecuada, o sepa las pillerías que hay que hacer para aparecer en lugares respetables de los rankings, tal como hacen las mejores business schools a nuestro alrededor y que siempre consiguen unos puestos envidiables. No se dan cuenta de que esta tarea exige unos gastos significativos que no se pueden recuperar con subida de tasas, a no ser que se trate de un centro privado.

Esta conversación siempre acaba insinuando que lo mejor sería que los centros públicos se fusionaran hasta alcanzar una dimensión suficiente como para atraer a muchos estudiantes y que luego se privatizaran para poder aumentar las tasas. Pero es que es justamente aquí en donde la conversación debería comenzar, pues de lo contrario se olvida lo que la Universidad Pública pretende o debiera pretender: nada menos que «el saber». No tanto el saber especializado en un área concreta con el ojo puesto en la innovación, cosa que mal que bien se hace a través de los proyectos de investigación financiados a través de fondos especiales provenientes no solo del Estado propio sino también de Europa. La Universidad Pública debe educar a nivel de grado a los ciudadanos del país al que sirven para que estos sean algo más que productores eficientes o consumidores responsables, para que lleguen a ser verdaderos ciudadanos capaces de cooperar con otros en la conversación pública que sostiene la fraternidad, la refuerza y genera confianza en el prójimo.

«El deber de la Universidad Pública» recibió 0 desde que se publicó el martes 14 de octubre de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.