El contacto

por | miércoles 19 de agosto de 2009

Mi contacto llega mañana y llega a punto porque ya no me queda casi nada para leer en este escondrijo del que solo me atrevo a salir cuando no tengo más remedio o pienso que voy a encontrar algún contacto como ocurrió la noche de la orquesta. Es este contacto el que me va a guiar en el viaje hasta las islas del canal; pero no sé yo cuando saldremos hacia allá o por qué tipo de medio de transporte. Mi idea de ir en automóvil y venderlo allí para no dejar rastro ha sido desechada en favor de otra cuya naturaleza desconozco. Para no morirme de aburrimiento todvía tengo un libro a medio leer, el de mi ex-colega Fernando Broncano sobre La Melancolía del Ciborg. Espero tener la ocasión, si todo sale bien, de darle las gracias por haberme sostenido en este exilio fronterizo sin desesperar.