Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

El comercio de la villa

Pronto se presentará el libro “Efectos de la regulación en la distribución comercial” elborado por Aitor Ciarreta, María Paz Espinosa y Maite Martínez-Granado, todos ellos de le UPV/EHU. Si quieren saber de verdad algo erio sobre a disusión entre pequeños comercis y grandes superficies no tienen más remdi que hincarle el diente, cosa n tan fácil como parecería.

Quizá poreso último me pidieron que escribiera un prólogo, cosa que hice no solo con cariñi, sino con ganas. Acabo de volver a leer ese prólogo y no está mal; pero no me acordaba de que contiene un párrafo de exaltación bilbaina de un tono personal.

He aquí ese párrafo:

El primero de estos comentarios se refiere al “comercio de la villa” que un bilbaíno de nacimiento como yo, descendiente de varias generaciones de bilbainos que se ganaron la vida como “comerciantes de la villa”, y más tarde con oficios derivados de esda actividad,no puede ignorar. Miguel de Unamunio refleja a su manera, ese rasgo civilizatorio, en Paz en la Guerra, una de las pocas novelas que tienen a Bilbao como protagonista durante el sitio de la villa en la segunda guerra carlista. Lo mismo que ocurrió varias décadas más tarde, los bilbainos en general y los comerciantes en particular,oían el tronar de los cañones apostados en los montes que rodeaban lo que era entonces una villa bien pequeña. Mis dos abuelos, uno de los cuales, el paterno, era vecino de Unamuno en la calle Ronda, una de las calles del casco viejo que todavía conforman un centro comercial descentralizado, tomaron la escopeta de caza y se presentaron voluntarios a defender la ciudad contra esos cañones que que amenazaban con cambiar muchas cosas y, entre ellas, lo que hoy llamaríamos la redgulación de la distribución comercial. Resistieron y Bilbao acabó floreciendo tanto en su comercio como en la finaciación del mismo conformando así una banca sin la que el despliegue industrial posterior no hubiera sido el mismo. La Sociedad El Sitio todavía conmemora, recuerda y testimonia ese triunfo de la libertad

Ese día en que triunfó lalibertad fue un 2 de mayo y mi madre y yo celebramos cada aniversario cantando el himno de los “auxiliares” ( que,como mis dos abuelos,eran voluntarios) que algún día les aportaré.

.

«El comercio de la villa» recibió 1 desde que se publicó el Jueves 9 de Julio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.