Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

rilkeEn el último post me decía: «Ramón: ¡pregúntate ahora para qué sirve un timón si has perdido la quilla!» No sé si es demasiado tarde, pero no veo otra posible reflexión para mí u otra actividad posible que no sea la de la búsqueda de esa quilla que a veces confundo con la sabiduría y a veces relaciono con la autenticidad. Como no sé muy bien donde buscarla no tengo más remedio que dejarme llevar por Javier quien, en ese libro que se cita en ese post pone al lector en contacto con alguien que, bien pensado, se acercó en su obra a construir una quilla y careció de timón, siempre viajando sin destino fijo. Se trata de Rainer Maria Rilke del que Javier me había hablado en alguna ocasión y justamente en relación al asunto de la autoría que se esconde debajo de la quilla:

Si todos los sabios del mundo y todos los santos del paraíso me abrumaran con su consuelo y sus promesas, y dios mismo con sus dones, si no me cambiaba a mí mismo, si no surgía de mi interior una nueva obra, en lugar de hacerme bien, los sabios, los santos y dios, exasperarían más allá de lo imaginable mi desesperación, mi rabia, mi tristeza y mi ceguera

O sea que me pongo a trabajar y en «Seducción y Verdad» Javier me da ya dos pistas para perseguir la sabiduría y su relación con la autoría. La primera es esta:

Y nosotros: espectadores, siempre, por donde quiera
vueltos hacia todo, pero jamás hacia la lejanía.
Las cosas nos desbordan. Las ordenamos.Se disgregan.
Las ordenamos nuevamente y nosotros nos disgregamos.

Una manera de decirme que esa búsqueda no tiene fin. La segunda es menos pesimista:

Y allí donde nosotros vemos futuro ve él totalidad y se ve en ella y está a salvo para siempre.

Ese es el objetivo único, perderse en la totalidad. Por el camino hay otras metas alcanzables como esta con la que Javier me fustigaba presumiendo de su alemán:

Du aber bist der tiefste Mittellose,
der Bettler mit verborgenem Gesicht;
du bist der Armut große Rose,
die ewige Metamorphose
des Goldes in das Sonnenlicht

Igual eso es todo lo que hay en la búsqueda de la autoría, la transformación continua del oro en la luz del sol. Y eso es lo que no he sabido hacer yo No tengo ni idea de cómo puedo glosar su figura y luego admitirme a mí mismo.

«¿El camino de la sabiduría?» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 19 de Febrero de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias