Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

El Amor o la Vida

Espero que dentro de unos días, el 5 del próximo mes para ser exactos, los médicos me dejen quitarme el corsé que ahora protege la soldadura del esternón de estornudos o toses. De momento para compatibilizar este cuidado con la exigencia simultánea de pasear cada día un poco más, estoy usando una camiseta y sobre ella el corsé, todo ello tapado por una camisa elegante de forma que parezco más bien un viejo indiano repatriado y lleno de vicios ocultos que un infartado.

De esa guisa voy caminando cada día más lejos e incluso solo comiéndome el terror de que algo me pase sin tiempo a tomar n taxi a urgencias. Pero hoy por primera vez me he aventurado en una caminata nada corta y durante algunos minutos me he olvidado de que cada pasito es un éxito, pero también un peligro. Y con la mente suelta han vuelto a esta pobre cabeza adormecida pensamientos salvajes, de esos de los que había que confesarse en la infancia y, en lugar de alegrarme me han entristecido.

Son estos pensamientos como un ladrón que te ataca de repente y en lugar de la Bolsa o la Vida te exige que elijas entre tu vida y y darle gusto al cuerpo, lo que puede ser por ahora un peligro para el corazón, o conservar la vida. Si dejo que mi corazón se dispare sin someterlo al corsé quizá me prive del Amor pero mantendré la Vida.

«El Amor o la Vida» recibió 7 desde que se publicó el Jueves 29 de Septiembre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Salomé Abril-Martorell dice:

    ¡Juan, qué gran descubrimiento tu blog!
    Inteligencia, ironía y buen humor. No se puede pedir más…

  2. Quim dice:

    Como no creo que acudas a un confesionario oficial, me ofrezco para concederte la absolución, en mi calidad de titular de un alma condenada al infierno por la iglesia católica antes incluso de que viera la luz su actual receptáculo material. A cambio deberás observar la siguiente penitencia: seguir ejercitando la mente con un rigor igual o superior al que empleas respecto a las prescripciones de tu cardiólogo, pero sin dar pábulo a pensamiento transitorio alguno. Reconozco que es muy duro pedirle paciencia a un economista, pero gracias a tus estudios de Derecho bien sabes que ése es el coste de la eficacia de la Ley.

  3. Pues qué buena noticia que todos esos pensamientos se descubran ahí, tan presentes como siemre!

    Eso sí, cuídate y no te embales antes de tiempo, por todos los dioses. Pronto podrás corretear, pero poco a poco 🙂

  4. Rubén dice:

    Son contrarios el amor y la vida? O sólo es vida amando lo que hacemos, es decir, amando lo que vivimos.
    De parte de un “dead man walking”

  5. Me alegro muchísimo de que te quede poco tiempo de corsé, el de la cabeza no se nota en absoluto.

  6. Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

    Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios, pero Juanito Z. exige una contestación. Me parece que continuas creyendo que, aunque no se note, sigo teniendo un corsé en la cabeza. Creí que algo había espabilado desde aquellos años en los que mi corsé mental se rbelaba contra las ideas del Libro Rojo que me predicabas. Pero ya veo que no.

  7. ¡Ay! ¡Ay! ¡Qué mal me expreso! Solo quería decir que de lo que has pasado en estos últimos tiempos no te queda nada y que te veo totalmente en forma. Nunca he pensado que tengas especiales corsés en la cabeza, aparte de los que te proporcionan los postoperatorios.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias