Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

El 15M, un Movimiento. El Movimiento

Les presento un nuevo BGB (Blogless Guest Blogger). Se llama Luis Escudero y por el texto nos enteramos que es amigo de otro BGB, Teo Millán. Escuchen, por favor.

El fenómeno del 15M es un fenómeno digno de tenerse en cuenta porque supone, de una forma sencilla, casi de pura presentación, una declaración de valores, que no pretenden ser nuevos sino que, por unas razones u otras están en desuso dentro del juego político-ciudadano. Y, me parece, que no es un problema de juzgar sino, simplemente, de “presentar” lo que debe ser.

Creo que aquí radica la importancia del fenómeno: “Yo no digo lo que debe ser, no doy doctrina, simplemente lo muestro”. Porque realmente de doctrinas estamos hartos pero, a cambio, si sabemos, aunque quizás no lo sepamos expresar con claridad, qué es lo que queremos, cómo deben ser las cosas, qué tipo de acciones son válidas y cuáles no, qué admiramos y qué despreciamos, cuáles son los valores por los que estamos dispuestos a movernos y cómo existen otros que nos resultan indiferentes o, incluso, nos repugnan y consecuentemente no nos inducen a nada, salvo al rechazo.

Por tanto, por el mismo “presentarse” del fenómeno, no es necesario que existan documentos escritos básicos ni resúmenes doctrinales ni, siquiera, declaraciones de principios. Es más, yo diría que cualquier documento escrito nos distraería del propio ser de la cuestión. Más bien debe ocurrir lo contrario, que lo que es la pura presentación nos haga ignorar lo que se dice. Algo así como lo que el poeta Jaime Salinas decía de la mujer de la que estaba enamorado: “Lo que eres me distrae de lo que dices”.

Por todo ello no me he preocupado de buscar panfletos, librillos y demás papeles. Me basta lo que he visto. Incluso lo que no he visto pero era evidente que estaba allí, aunque a lo mejor, por error, no estuviera (perdón por el juego “derridiano”). Y hablando de Derrida, creo que lo que ha funcionado en la Puerta del Sol de Madrid y, mientras escribo esto todavía funciona, no es un fenómeno de destrucción de nada y, mucho menos de la política, es una deconstrucción en la que se pretende volver a construir, con la ventaja, en este caso, de que en la misma reconstrucción prácticamente todos los elementos son ya preexistentes. Incluso en su conjunto. Sólo se trata de recomponer lo que realmente significaron en su momento y no en lo que se han convertido con los distintos usos (las palabras ya no significan lo que significaban).

Todo lo anterior de ninguna forma me lleva a admitir que todos los movimientos críticos con los políticos y/o la política sean admisibles. Es más, algunos movimientos de ese tipo, especialmente los que promueven algunos políticos frustrados y algunos “críticos de turno” (como los define mi amigo Teo Millán), me parecen no sólo inválidos sino, incluso, peligrosos, por la capacidad de promover actitudes “fascistoides”, cuando no claramente fascistas.

En este movimiento del 15M, no se trata de acabar con la política y con los políticos, ni con el sistema democrático. Muy al contrario, lo que se pretende es informar de cómo “es” la Política, de cómo deben ser los Políticos y de cómo deben ser los Sistemas Democráticos. Y todo esto sin pretender establecer doctrinas, simplemente presentándose.

Y digo lo anterior, porque me parece que en los campamentos se ha establecido un sistema de convivencia y de “hacer”, promoviendo unas formas de comportamiento y unos valores concretos (no definidos pero si establecidos) así como un desprecio de otros como, por ejemplo, el del dinero como valor.

Por supuesto que yo no creo, y me da le sensación de que los congregados en Madrid tampoco, que esa forma asamblearia es posible llevarla a cabo para resolver los asuntos públicos de un país, ni siquiera de un pueblo pequeño. Nadie puede pensar que el Agora de Atenas puede llevarse a cabo en Estados Unidos o Alemania, pero si puede pensarse que determinados principios de los allí practicados deben ser la base para la definición de los comportamientos actuales. Por la misma razón insisto en que lo que el 15M enseña, es aquello que muestra (en el sentido de presentar). “Las protestas deben hacerse con la tranquilidad, el orden y la firmeza con que yo las hago y la Política debe hacerse como yo hago las protestas”. (El entrecomillado es mío, interpretando lo que diría un concentrado, si creyese que debe decir algo).

Es, por tanto, la propia presentación del fenómeno la que lleva su significado pero, adelantando, que el propio significante es el significado. Porque creo que en los valores lo que se muestra es más que las palabras o, quizás, es lo único. De ahí que lo que se pretende decir a los políticos, a los gobernantes, a los responsables de instituciones civiles es lo siguiente: No digan constantemente lo que se debe hacer, háganlo y actúen ustedes mismos en consecuencia. Actúen como deben actuar y no hará falta que nos lo expliquen.

Es muy posible que este movimiento sea de duración limitada, probablemente corta pero no importa. Quizás sea mejor que no dure mucho para que no se pervierta o pueda ser pervertido por terceros. En el fondo, lo que interesa es la imagen que nos ha dejado. Su duración está en nosotros mismos y en nuestros recuerdos, conscientes o inconscientes.

Importa, por tanto, el movimiento en sí. Lo que supone es lo que “es” porque, en el fondo, lo que realmente significa es justamente lo que es o ha sido. Si yo fuese Heidegger (que no lo soy, por si alguien lo duda) podría decir que lo “ónticamente señalado del 15M es que es ontológico” (perdón por esta “boutade”; ha sido simplemente por terminar).

«El 15M, un Movimiento. El Movimiento» recibió 10 desde que se publicó el domingo 29 de mayo de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Carlos dice:

    Estimado Juan, en estos tiempos en que tanto se analiza el cómo se va canalizar en España la protesta social y a partir de este leading case su propagación hacia otros posibles lugares, siempre es un placer leerlo dado que es de los pocos que aporta algo nuevo al debate. Entrado el siglo XXI vemos cada vez con mas frecuencia se hace necesario distinguir entre lo óntico y lo ontológico en muchos conceptos en que esos términos aparecen como mezclados. Entiendo esta diferencia de términos como que uno remite al significante, a sus posibilidades de ser, otro lo que el ente terminó siendo. Porque óntico es lo que se refiere a los entes, a las diferentes formas de entes; lo que se refiere al ser, es lo que Heidegger va a llamar ontológico. ¿Pero por qué sucede esto?
    Veamos la revolución que está sucediendo en el ámbito de la política a partir de que un grupo de personas indagan esta diferencia. Mouffe hace años viene tratando de diferenciar “la política” de “lo político”, en el mismo registro en que Ud trata de diferenciar “movilización” de toma real del poder o del ejercicio real del poder. Mientras que “La política” es todo lo que nosotros conocemos como tal, la de los partidos políticos, los políticos, los discursos, las ideologías, las prácticas políticas; “Lo político” es todo aquello posible de politizar, pasible de politización. Entonces a “Lo político” muchas veces se lo refiere como un espacio, un territorio en donde es posible la política, el soporte de todo lo politizable.
    Entonces en la potencia que ofrece el ente, o en los significantes que se presentan como demandantes de un espacio propio serán las posibilidades de lo en que en la realidad “será”. Lo inmediato es que cuanto mas basto sea ese territorio de soporte para el significante, mayor serán las posibilidades para el significado. Habría una relación entre forma, territorio y posibilidades de ese significante.
    Creo que la historia del pensamiento obvió esta diferenciación y este hecho no es fortuito, restringiendo este territorio óntico, automáticamente se restringen las posibilidades del ser. En el pensamiento patriarcal y jerárquico, las únicas posibilidades del ser son las que transitan por los caminos “permitidos” y no por “los posibles”, en consecuencia no existía la necesidad de hacer esta distinción entre óntico y ontológico dado que muchas veces se confundían en una única cosa dado que no existían posibilidades laterales a las preestablecidas.
    Y eso nos lleva a la red social distribuida, porque lo que corre su velo es que entrado en crisis el mundo jerarquizado, se descubren nuevas posibilidades alternativas, otros caminos y a partir de las posibilidades que abre “lo distribuido” de la red serán las diferentes posibilidades de ser.
    En un sistema centralizado la única posibilidad de circulación de la información es la de converger hacia un punto, el centro, por lo que los únicos caminos posibles son los que conducen al centro o los que el centro permite. Esto nos lleva hacia un sistema jerarquizado y excluyente. La red distribuida abre un repertorio de múltiples posibilidades de ser, incluso aquellos no diseñados y que el mismo flujo de información va diseñando al andar.
    No se si conoce la Ley de Ostrom (por la premio Nobel ) que dice que “A resource arrangement that works in practice can work in theory”. Creo que estamos ante ese caso.

  2. Juan Urrutia dice:

    Gracias por tu comentario. Espero que el autor del post, que no soy yo sino Luis Escudero,lo lea y añada algo.

  3. luis escudero dice:

    Estimado Carlos: En primer lugar, no sabes lo que te agradezco que te haya resultado “un placer” leer mis notas y, más todavía, que consideres que “aporta(n) algo nuevo al debate”. Para tu información, te diré que el escrito, que comentas, fue algo redactado a “vuelapluma” y que lo envié a un par de amigos, entre los que se encuentra Juan Urrutia”. Curiosamente cuando, como consecuencia de tu comentario, lo he vuelto a leer, he visto cosas, que nacieron sin premeditación lógica y tienen su “punto”. Por ejemplo, el propio título. “El 15M, un Movimiento. El Movimiento.” Utiliza un Artículo Indeterminado y otro Determinado sin que hubiera hecho de ello una ideología. Simplemente, me “sonaba”.

    Volviendo a tu comentario. Me parece que, con buen criterio, avanzas un paso más sobre lo que yo escribí y creo que es francamente interesante. Así cuando dices “la potencia que ofrece el ente…. Serán las posibilidades de lo que en realidad ´será´ “ es un concepto muy acertado y, al mismo tiempo, esperanzador para el caso que nos ocupa.

    También creo que es acertada la diferencia que haces entre “caminos permitidos” y “caminos posibles”. Yo, de alguna manera, consideraba que los primeros eran los segundos degradados. Tu lo ves claro, pueden ser nuevos, como la “red social distribuída”, y tienes razón. Si es cierto que, en algún momento, en mi “intuitivo” escrito hacía referencia a que determinados modelos de democracia son modificados o transformados por la simple evolución humana, que los adapta. Pero en tus líneas las cosas van algo más adelante, están más claras y hay un ejemplo expreso.

  4. Hector dice:

    Estimado Luis, gracias por tu reflexión. Leyendo tu texto, me acordé de Wittgenstein: ¿No te parece que el 15M muestra lo que no puede decir claramente?
    Gracias

  5. Luis Escudero dice:

    Hector: Exactamente y como de lo que no se puede decir claramenete, mejor no hablar, lo importante es presentarlo.

  6. Carlos dice:

    Estamos entonces ante una refutación a la pretención de universalidad y racionalidad de la democracia liberal

  7. Luis Escudero dice:

    Creo que no. Al revés, me parece que la democracia liberal es precisamente la pretensión de ese modelo, el pretender alcanzarlo. Lo cual evidentemente no es fácil de hacer, por las limitaciones de la vida real, pero éso no impide buscarlo.

  8. Luis Escudero dice:

    Estaba escribiendo sobre mi error en la nota origen de edte tema cuando se me ha ido la pantalla y no sé si el “androide” la ha enviado o no. El tema era que mi amiga Ana me había hecho ver Que el poeta Salinas era Pedro Y no Jaime como yo digo.Tiene razón. Dado que conocíamos a Jaime, su hijo, el error creo que es disculpable. En todo caso, un simle conflicto generacional.

  9. emilioborroka dice:

    la constitución y los pastos de la moncloa es el engaño mas grande a la clase obrera solo beneficia a los poderes establecidos en 1939 osea a los fascistas debemos hacer una constitución nueva .nacionalizar la banca expropiar las grandes fincas y hacer la reforma agraria y no mantener ni la iglesia ni la monarquía ni los partidos políticos ni los sindicatos .el primer deber de un pueblo no es acatar las leyes sino hacerlas .gora euskalerria askatutad

  10. Juan Urrutia dice:

    Demasiado radical para mi gusto, pero veamos lo que dice el autor del post.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.