Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Dos personas refrescantes

Me refiero a Angel Gurria y a Josep Borrell.

Ayer asistí a la celebración del 10 aniversario de la revista Capital en la que el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, comentó el informe de esa organización sobre la economía española y, por la noche, después de la ceremonia mensual de tomar vinos y pinchos con amigos de la universidad, todavía llegué a la entrevista de Gabilondo con el actual Presidente del Instituto Universitario Europeo de Florencia, Josep Borrell.

Este último, con su hablar pausado, acabó zafándose de la tortura de la actualidad inmediata y de las primarias del PSOE para elegir candidato o candidata a las próximas elecciones autonómicas y supo mirar a la situación económica española con el distanciamiento de quien vive fuera y con la amplitud de miras del que pertenece al mundo académico. Ambos aspectos le permitieron mirar a nuestra situación sin el derrotismo habitual debido a la confusión entre la estrecha pugna partidista y la mirada clara del observador. No estamos bien, pero no tan mal como parecería desprenderse de la lectura de la prensa diaria y desde luego nuestros males no son exclusivos de nuestar economía sino que se parecen mucho a los del Reino Unido y a los de los mismísimos EE.UU. de América.

Esta fue también la actitud de Angel Gurría quien posee información de mucha caliidad y de primera mano. Nos contó con su humor característico que España tiene puntos fuertes y que su debilidad principal está en las instituciones que componen el mal llamdo mercado de trabajo. Pero España siempre ha tenido como el doble de desempleo que la media europea y sigue teníendolo ahora. Para todos pues va a ser no tanto dificil como largo recuperar tasas de crecimiento razonables o tasas de desempleo aceptables, pero basta ya de catastrofismos.

En mi opinión los catastrofismos son ya muestra de ignorancia y miopía.Ahora es ya bastante fácil saber cómo proceder. Otra cosa distinta es que tengamos que seguir preguntándonos por nuestra manera de mirar a la economía y a las posibilidades de mejorarala y, con esa mejora, aprender nuevas formas de regulación adecuadas para sostenerla.

Ayer fue un día bueno para mí.

«Dos personas refrescantes» recibió 0 desde que se publicó el Martes 5 de Octubre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. t millán dice:

    Coincido con el motivo de opti-realismo. Y con el echo de que la bajada general de volatilidad en los mercados loclaes e internacionales, están permitiendo que los agentes tomen decisiones (de inversion, de desinversion..). Peor lo que no arranca es el consumo.

    Todos sabemos ya que el mercado de trabajo tardará en reaccionar. Pero loq ue los mortales no saben, y sí lo saben los bancos es;

    – que las empresas españolas que no han pinchado, ya están restructurados, y tienen un punto de palancameinto operativo que a la menor reaccion del consumo van acomenzar a generar beneficios en masa

    -que las empresas españolas asociadas a exportaciones, están teniedno un ño barbaro

    – que los economistas seguimos sin saber cual es la “causa” de la criss; tenemos una sintomatología. Incluso tenemos una arqueología de la crisis. Pero los economistas No tenemos modelo explicativo, menos aún testado o consensuado. El resultado es que los reguladores y los politicos están “tirando a todo loq ue se mueve”, generando por tanto unos costes en el sistema de dificil evalución pero ciertos.
    Tratar de controlar; el apalancameinto, los productos fianncieros, el deficit fiscal, la tasa impositivia y la politica monetaria, es propio d euna eocnomía socialista. Ese es un camino ya probado al “pleno empleo” y la abolicón del ciclo economico; ¿qué mejor que prohibir el ciclo para acabar con él?. (Sounds familiar?). Pues en mucho puntos se está yendo en la dirección de intervenir hasta llegar a una situacion equivalente en la practcia con esa prohibicion. ¿Cual es resultado?; muy “europea”; saltarse la regualación. ¿Y eso a dónde nos lleva?….???¿¿¿.
    Así que, repito, coincido en el opti-realismo, y estoy seguro de que le ciclo economico sobrevivirá (esto es, veremos d enuevo tasas de crecimiento positivas significativas en europa y en nuestro país). Otra cosa es que los reguladores consigan que ese ciclo sea menos acusado (menos crecimiento) y que el mercado laboral tarde más en recuperare de lo qeu, por motivos sociales, sería deseable.
    !Salud!.

  2. t millán dice:

    !Juan, te vuelvo a enviar el texto con erratas corregidas. Disculpa!.

    Coincido con el motivo de opti-realismo. Y con el hecho de que la bajada general de volatilidad en los mercados locales e internacionales, están permitiendo que los agentes tomen decisiones (de inversión, de desinversión..). Peor lo que no arranca es el consumo.
    Todos sabemos ya que el mercado de trabajo tardará en reaccionar. Pero lo que los mortales no saben, y sí lo saben los bancos es;
    – que las empresas españolas que no han pinchado, ya están reestructurados, y tienen un punto de apalancamiento operativo que a la menor reacción del consumo van a comenzar a generar beneficios en masa
    -que las empresas españolas asociadas a exportaciones, están teniendo un año bárbaro
    – que los economistas seguimos sin saber cuál es la “causa” de la crisis; tenemos una sintomatología. Incluso tenemos una arqueología de la crisis. Pero los economistas No tenemos modelo explicativo, menos aún testado o consensuado. El resultado es que los reguladores y los políticos están “tirando a todo lo que se mueve”, generando por tanto unos costes en el sistema de difícil evaluación pero ciertos.
    Tratar de controlar; el apalancamiento, los productos financieros, el déficit fiscal, la tasa impositiva y la política monetaria, es propio de una economía socialista. Ese es un camino ya probado al “pleno empleo” y la abolición del ciclo económico; ¿qué mejor que prohibir el ciclo para acabar con él?. (Sounds familiar?). Pues en mucho puntos se está yendo en la dirección de intervenir hasta llegar a una situación equivalente en la práctica con esa prohibición. ¿Cual es resultado?; muy “europea”; saltarse la regulación. ¿Y eso a dónde nos lleva?….???¿¿¿.
    Así que, repito, coincido en el opti-realismo, y estoy seguro de que le ciclo económico sobrevivirá (esto es, veremos de nuevo tasas de crecimiento positivas significativas en Europa y en nuestro país). Otra cosa es que los reguladores consigan que ese ciclo sea menos acusado (menos crecimiento) y que el mercado laboral tarde más en recuperare de lo que, por motivos sociales, sería deseable.

    !Salud!.

  3. Juan Urrutia dice:

    Gracias Teo, especialmente por tus comentarios sobre la posición de las empresas españolas. también me gusta que llames la atención sobre la hiperactividad que surge en cuanto nos ponemos a regular o a hacer política económica sin tener un modelo operativo ni siquiera uno cualitativo. Disparar en todas direcciones es un signo de ignorancia que socava la confianza.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.