alabé en el pasado. Natalia y David elaboraron un prontuario al respecto que ahora no encuentro." /> alabé en el pasado. Natalia y David elaboraron un prontuario al respecto que ahora no encuentro." /> alabé en el pasado. Natalia y David elaboraron un prontuario al respecto que ahora no encuentro.">

Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

LVIII: Distribución, desigualdad y crisis

Continuo hoy subiendo al blog algunas de las columnas ya publicadas en la revista mensual CAPITAL. La que hoy traigo a colación puede ser útil para reflexionar sobre el adelgazamiento de las clases medias y la importancia de este fenómeno en el origen y dificultad de salida de la crisis así como sobre la aterrorizadora caida en una sociedad de señores y siervos sin que sea posible una política pequeño burguesa a la que tanto alabé en el pasado. Natalia y David elaboraron un prontuario al respecto que ahora no encuentro.

estratificaciónLa cuestión de la distribución de la renta no es unívoca. Puede referirse a la distribución personal, a la sectorial o a la factorial. La primera suele medirse por el índice de Gini, la sectorial no se suele usar pero se puede calcular a partir de los datos de contabilidad nacional, y la factorial se supone constante por parte de los macroeconomistas. Estas medidas nos ayudan a saber si la desigualdad correspondiente aumenta o disminuye. Sabemos que, así en general, ha aumentado en cualquiera de los tres sentidos. Ahora bien, este aumento ¿ha ayudado a generar la crisis? ¿Dificulta su solución? Ante la falta de teoría formal reportaré sobre alguna idea sugerente.

Pero primero comenzaré por algunos datos tomados a voleo. Acemoglou y Robinson, nos ofrecen unos datos apabullantes relativos a los billonarios en los USA. En 1900 eran 22 con una renta conjunta que correspondía al 0.00008% de la renta nacional total. En 1907 eran 16 y con un porcentaje de la renta del 0.00002. En 1992 el 0.0001% de la renta estaba en manos de 132 billonarios y finalmente, en 2010, el número de billonarios era de 403. Si nos fijamos ahora en el 1% más rico de la población su porcentaje en la renta total pasa del 9% en 1970 al 23.5% en el 2007. Y respecto al 0.1 más rico esos mismos porcentajes pasan en esos 37 años del 3% al 12 %. Además también está hoy en juego la cuestión de los salarios relativos que nos da una idea de la distribución sectorial. En cifras de hace cinco años, en dólares y como media, la gente en la administración gana 150.000, los grandes investigadores unos 300.000 y los CEOs unos 900.000. Además, el editorial del FT del miércoles 31 de octubre menciona la opinión de Andrew Haldane de que el crecimiento de los sueldos de los financieros incrementan la desigualdad y al mismo tiempo colaboran a la mala asignación de los recursos intelectuales dirigiédolos hacia la economía financiera y no hacia la ciencia. También sabemos, por otra parte, que la relación entre el salario del más alto ejecutivo y el salario medio de una empresa era, como media, en 1980 de 42 veces y que hace dos años esta ratio evolucionó hasta 343. Y en cuanto a la distribución funcional me atrevo a aventurar que la participación de las rentas del capital en la renta nacional ha aumentado con relación a las del trabajo a pesar que se suelen tomar como constantes. Quizá lo sean a largo plazo y sobre todo el ciclo, pero esto no ha podido ser así en los últimos años.

Esta desigualdad creciente, según Krugman y Wells, habría ayudado a generar la crisis. En primer lugar sugieren que la creciente desigualdad en los USA presumiblemente colaboró a la generación de la crisis mediante una desplazamiento de la distribución hacia las rentas provenientes del sector financiero, como afirmaba Haldane, y en contra de las que provienen del industrial, reflejado todo ello en los correspondientes salarios. Esto, en segundo lugar, fomentó la desregulación lo que, a su vez, permitió la creación de productos exóticos cuya difusión y acumulación llevaron la economía a una situación de fragilidad.

Pero quizá es más interesante saber que la ampliación de la desigualdad dificuta la salida de la crisis a través de la captura de rentas por los superricos que pagan a los partidos políticos para que no modifiquen el statu quo vigente. Acemoglou y Robinson, después de pasar revista a la historia de los cambios institucionales en los USA, nos avisan de que las ideas conservadoras, propias de los ricos, sostienen la creación de instituciones «extractivas» mientras que las ideas «liberales» impulsarían instituciones «inclusivas», más adecuadas para la creación de riqueza y para la igualdad.

Después de la reciente victoria de Obama es posible que la situación cambie un poco, pero las cosas no cambian solas y solo el activismo puede cambiar en plazos razonables la situación a la que nos ha conducido la falta de atención a la desigualdad y la sistemática captura de rentas.

«LVIII: Distribución, desigualdad y crisis» recibió 14 desde que se publicó el Jueves 11 de Julio de 2013 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Juanjo Pina dice:

    Pero ¿qué activismo va a cambiar algo, Juan? No será el 15M ni Occupy, aunque salvemos las distancias entre ambos. No será esa amalgama de ideas a medias y carteles ingeniosos. En fin, yo creo que sé qué tipo de activismo puede cambiar en su entorno ciertas cosas: una suerte de Activismo de Mercado, pero aún no me atrevo a decirlo muy alto…

  2. luisdelacruz.info dice:

    En la medida que esos capturadores de renta atesoran también capacidad de presión ¿decisión? en las administraciones y la legislación sólo una actitud de presión continua (activismo) por parte de la ciudadanía puede preñar la opinión pública de ganas de oponerse a la situación y conseguir frenarla en alguna medida. Eso es lo que pienso y he entendido de esa parte del artículo.
    Independientemente de tu opinión sobre estos movimientos sociales es indiscutible que el 15M y su entorno en sentido más amplio ha conseguido permear discursos a la sociedad y hasta las instituciones. Los temas de la vivienda (que se han plasmado en algunas decisiones legislativas ya) han llegado al parlamento y la sociedad; el discurso del modelo agotado de lo que se está denominando Cultura de la Transición también aparece en cada vez más debates públicos; algunos partidos de la oposición han hecho bandera de la apelación continua un proceso constituyente, que ha sido constante en el ideario 15M. Y así.
    No querría, de todos modos, desviar el discurso a la enésima pelea a propósito de lo anterior. El post es magnífico (enhorabuena Juan), y aunque modestamente dice asentarse sobre impresiones, da argumentos a lo que muchos defendemos, si quiera sea como una verdad fruto de la observación y de la lógica más intuitiva: que el crecimiento de la desigualdad económica es una vara en los radios de la sociedad y reside en la base de la crisis (además de ser, en mi opinión, poco deseable éticamente)

  3. Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

    Lo que vemos a nuestro alrededor no es como para tener mucha fe en el activismo, pero la situación se va deteriorando tanto que no sé si basta con esperar sentados que todo se derrumbe o si merece la pena ponerse en pie y sembrar las calles de conversaciones sobe casi cualquier cosa siempre que esa cosa sea un ejemplo de intercambio sin diferenciales significativos de poder.

    • Juanjo Pina dice:

      El problema de sembrar las calles con conversaciones sobre cualquier cosa, al menos ahora, está en que hay muchísimas conversaciones inocuas para las relaciones de poder, incluso maravillosas para su mantenimiento 🙁

  4. Evidentemente nos hace falta plagar de nuevas conversaciones todo el entorno, y visto en el tiempo es verdad Luís, que el 15M o Öccupy sembraron algunas de ellas con más alcance que los que las vivíamos de tiempo atrás, aunque no atinaran a enfocarlas o siguieran pensando desde (y por tanto al servicio de) el monstruo estatal, para el que a las finales generaron una adhesión alternativa en vez definir una alternativa a la adhesión.

    Y ahora, contra la descomposición, a mi juicio sí que hace falta ese «Activismo de mercado» que dice Juanjo, pero casi al modo de los monasterios medievales, como una avanzada colonizadora y como un fuerte en mitad del páramo, una demo viva de nuevos valores que nos hacen crecer y vivir mejor, con soberanía, con serenidad, bien pegados a la tierra firme de la comunidad real, bien elevados al alcance de las redes y los mercados reales, los mercados P2P, sin rentas, sin grandes asimetrías, sin fronteras nacionales. Como la conversación verdadera.

  5. Anonymous dice:

    Pues al activismo de calle me parece heterogeneo, mezcla buenas intenciones con intentos de retener lo que no funciona y creo que hay mucho seguidismo de consignas. Viene de que la masa somos personas individuales y hay mucha estupefacción y desesperanza, ya estamos pasando la fase de “denial”. Hoy no hay alternativas a esta economia de mercado que crea desigualdad. Puede haber atisbos, pero son modestos y no aportan solucion global. Temo que antes de encontrar soluciones veremos mas problemas.

  6. luisdelacruz.info dice:

    No atisbo a ver lo que es el activismo de mercado, pero si se trata traer una ética de la igualdad (por no salirme del post y por lo que entiendo de vuestros postulados habituales), a mi me parece bien

  7. Imagen de perfil de Juan Urrutia Juan Urrutia dice:

    Los problemas no han terminado. Veremos y sufriremos más; pero la imagen del fuerte en medio del páramo es muy potente y nos puede ayudar…siempre que, mientras tanto, estemos pergeñando ya la salida en tromba.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] dice Juan Urritia respondiendo a un comentario en Distribución, desigualdad y crisis. La conversación se enreda en matices y puntualizaciones que suman pero sus palabras ya decían […]

  2. […] otro día, en los comentarios de un post de Juan Urrutia – en el que hacía un llamamiento al activismo – se produjo una […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias