Directamente Kormendi

Publicado el 01/02/2009

El poema que ofrezco hoy me parece una estilización de dos de los tres que hace tiempo me llegaron de la manera que ya conté.

Me llegó una carpeta azul a través de la embajada británica y nunca supe identificar al contacto que me la enviaba y apenas si llegué a intentar una identificación azarosa del tal Kormendi.

Aparte de un poema intelectual y desgarrado de esa carpeta azul salieron dos poemas eróticos, este y este otro.

Esta vez es el propio Kormendi que se dirige a mí y me envía el siguiente poema fechado en 2008 y firmado Roger Kormendi en Assouan

AMOR NUBIO Largos brazos, sedosos muslos Negros lazos Que me envuelven ahora En un ocre lago De exóticos olores Pimienta, azafrán, curry, comino Amalgama de aceite Sudor y semen Que nos convierte En cómplices de una noche comprada Y el volcán rosado Todavía hirviente Entre tus ingles desnudas Que descansa momentáneamente Presto a resurgir Mientras… Cuatro pisos más abajo En el Old Cataract Bar Solitarios hombres blancos Deliran sobre cuerpos negros Que nunca poseyeron Sobre los rojos sexos Como crepúsculos africanos Que les embriagaron Durante sus polvorientas expediciones Y turbios negocios Ismail, el noble y viejo barman Ya ha cumplido su horario Recoge sus cosas Les mira con suave desprecio Y se va Las carcajadas suben de tono Se celebra la última hazaña Del sexo blanco triunfante Sobre una piel negra Se vuelven a llenar los vasos Y el whisky enciende las gargantas De los oradores satisfechos Ebrios de placer Pero ya es muy tarde Y la única hembra negra Que les acompaña Y se deja poseer complaciente En la negra noche de Assouan Es la fría etiqueta De la botella de Black Label Que les sonríe oblicuamente Desde la barra del bar

Como se observa facilmente hay figuras ya utilizadas; pero lo interesante es que este misteriosos Kormendi se acerca poco a poco y después de aquella confesión impostada de malestar de la que di cuenta, paraece dispuesto a romper el misterio. Veremos.