Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Diguem no!

Como el decisor es parte interesada del juego, no podemos esperar que el debate sea una manera adecuada de zanjar los encontronazos que se dan en la vida real.

Habría que pensar que no estamos en la misma situación en la que Raimon cantaba la canción que da título a este post y nos emocionábamos con un trocito de libertad. ¿O sí? Más de una década transcurrió entre la fecha de esa canción y la Constitución y las canciones de este cantautor nos acompañaron por el arduo camino de la liberación. Es posible que no tengamos que acordarnos que encarcelan a hombres llenos de razón o que se pasa hambre o que la única ley es la sangre, pero la situación presente está tan necesitada de cambio como lo estaba el tardofranquismo.

Por eso es bueno volver a recordar que el saber decir no cuando toca es muy importante aunque como decía Ignacio Sotelo el otro día en El País es muy difícil «oponerse a la presión social de nuestro entorno, rompiendo con el entramado ideológico dominante incluyendo el más recio que configuran los prejuicios». Son estos prejuicios, junto con el entramado que los sostiene de manera sutil, los que ha desplazado la carga de la prueba sobre la dificultad del momento de manera que a cada grito de hartura siempre hay alguien que, en defensa del statu quo, responde: «y, entonces, ¿tu que harías?»

Cuando oigamos eso es posible que tengamos una contestación adecuada, pero, en mi opinión, lo que la situación exige es no exponer lo que haríamos y limitarnos a cantar «diguem no» porque aceptar un debate es dar bazas al poder pues su legitimación, la de ese poder, es precisamente que admite los debates. Y no solo eso, sino que, además, esos debates no pueden ser ganados por el débil en la relación de poder.

Podría ser al revés en ciertos casos estilizados de los que escribí hace muchos años. En las condiciones allí especificadas con un decisor que escucha desapasionadamente los argumentos del debate y conoce la información de cada parte y estas partes nunca mienten aunque pueden no decir todo lo que saben, es posible que el decisor dé la razón a la parte débil que posee, se supone menos información. Esto se debe a que el que más información posee es posible que la manipule ocultando parte de ella.

Pero como éste no es el caso en general pues el decisor es parte interesada del juego, no podemos esperar que el debate sea una manera adecuada de zanjar los encontronazos que se dan en la vida real. Como por ejemplo el de los desahucios. De ahí que podamos reivindicar lo adecuado de la negatividad desnuda y no constructiva frente a la aparente buena voluntad de los poderosos o sus esbirros. En cada uno de los casos que nos abruman lo que tenemos que hacer es decir que no. Eso es: diguem no, nosaltres no som deixe món.

«Diguem no!» recibió 7 desde que se publicó el Domingo 17 de Febrero de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Quim dice:

    Compro, con lo cual debemos ir hacia un nuevo proceso constituyente o, por lo menos, electoral. Lo primero se me antoja cada vez más plausible, teniendo en cuenta el cariz que están tomando los emails del ex socio Torres, y que el galleguismo extremo del actual presidente del gobierno le impide tomar la decisión coherente (terminar anticipadamente la presente legislatura). Como el Bundestag no se renueva, en principio, hasta septiembre, me atrevo a pronosticar que J.C. Rey se come los turrones de este año, pero que los de la Navidad de 2014 ya no se los pagamos entre todos.

    Creo que ha llegado el momento de que alguien desarrolle un “Reloj de la regeneración”, a sensu contrario del Doomsday Clock [ http://en.wikipedia.org/wiki/Doomsday_Clock ].

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] como él por un rato aunque solo sea para que no haga desmanes? Mi posición ética es clarísima: no. Podemos contar con el estado como un dato o como un sujeto que existe en el juego, predecir sus […]

  2. […] think like it for a while, even just to avoid its abuses? My ethical position is very clear: no. We can see the State as a data point, or as a player in the game, we can predict its moves like […]

  3. […] think like it for a while, even just to avoid its abuses? My ethical position is very clear: no. We can see the State as a data point, or as a player in the game, we can predict its moves like […]

  4. […] Caminábamos sonámbulos, y despertamos de mal humor: Una interesante reflexión sobre el activismo en la actualidad, por otra parte la solución es clara, no entrar en su juego, diguem no! […]

  5. […] Caminábamos sonámbulos, y despertamos de mal humor: Una interesante reflexión sobre el activismo en la actualidad, por otra parte la solución es clara, no entrar en su juego, diguem no! […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias