Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Desmoronamiento

Nadie puede con esta fuerza que salta en cuanto se piensa sin prisas y sin intereses creados en lo que hay que deshacer para poder vivir juntos en un mundo sin fronteras y formado por cientos de proyectos alternativos de formas de vida propias de los que conversamos sin miedo.

berlin-annum-nihilusHace unos pocos días vi en television Hulk, una película de Ang Lee, que se adelanta a la estética que arrasa en las pantallas ahora mismo y me cogió totalmente. Me dejé arrebatar por la fuerza de Hulk con la que podía hacer que montañas enteras se desmoronaran sembrando la muerte de muchos, todos los que fueran necesarios, pero en ningún caso la suya. La bestia verde era (casi) inmortal y nadie podía con ella ni siquiera una bomba atómica.

Cualquier lector del Correo de las Indias debe estar familiarizado con la idea de descomposición como una manera de reconocer mediante una etiqueta los hechos más llamativos en términos sociopolíticos en estos días del quinto año de la Gran Recesión, pero que comenzaron a gestarse durante la Gran Moderación. Se trata esencialmente de la generación de rentas detrás de las cuales está casi siempre el Estado y su apropiación por el conglomerado político-empresarial-científco que hoy conforma un evidente dispositivo de dominación en términos Foucaultianos. Y sin embargo yo quisiera hablar hoy de desmoronamiento, un término distinto y de cuya comparación con el de descomposición podemos y debemos sacar conclusiones varias e importantes.

Para empezar es evidente que llamar a lo que pasa descomposición es como si estuviéramos hablando de un
cadáver que ya huele, cuando deberíamos pensar en que quizá estamos confundiendo los tiempos y que lo que hoy vivimos es un problema de desmoronamiento de un mundo que nos ha permitido respirar manteniéndonos vivos y ahora se cae en pedazos amenazando con dañarnos gravemente y puede acabar enfermándonos y matándonos. Que todavía no estamos muertos aunque empiece a oler mal es una simple petición de principio pues aunque parezca que a veces respiramos e incluso que comprendemos algo igual esta apariencia se debe a que ya somos todos zombis que pareciendo vivos estamos realmente muertos. Y algo zombi hay en, por ejemplo, la celebración televisiva del cumpleaños del Rey y en los escogidos compañeros de generación que poco o nada tenían que decir, o en el contenido del informe de los inspectores del BE a estas alturas, o en la exaltación de un ejército que no se deja arrastra por las provocaciones de los independentistas, o en los que no le dejan moverse libremente a Depardieu… und so weiter so weiter.

Pero los zombis están muertos y se les acaba notando. Lo malo de hoy día es que están ocurriendo cosas, como las mencionadas en un ámbito muy local y otras muchas en ámbitos más amplios (como las impunes violaciones casi elogiadas en la India) que no son obra de muertos sino de destructores que, como Hulk, no entienden lo que les pasa pero sienten una ira irreprimible frente a lo que observan, justamente el intento de generar y capturar rentas. Y el furor de Hulk surge precisamente porque ese intento se hace desde la ciencia que, en lugar de perseguir fines comunales, quiere, porque puede, «poner en valor» una investigaión determinada en favor exclusivo de unos cuantos espabilados.

Algo parecido a la ira de Hulk es lo que sienten Vattimo y Zabala en el libro que citaba en este post. Pero las ideas de estos dos autores no son nuevas pues ya estaban en los escritos de Laclau y Mouffe de hace treinta años en torno a las ideas de Antagonismo Agónico y Hegemonía. Ya podemos dejarnos de metafísica y pensar que hay ahí un mundo por explotar. No hay más que mundos alternativos defendidos por unos o por otros y que pujan entre ellos por ser hegemónicos imponiendo los objetivos de unos u otros. Una visión de lo político y de lo económico que debiera hacernos pensar en la fraternidad en el ejercicio de la lucha agónica por la hegemonía. Sin ella nos convertiremos en unos Hulk tristes por no saber controlarnos; de hecho nos destruiremos y acabaremos llegando a la descomposición.

Mi natural optimista es que se puede frenar el potencial destructivo y que podemos acabar con el desmoronamiento previo a la descomposición si nos ponemos a pensar en serio y con independencia pasando revista a las muchas ideas y acciones que surgen y a veces se descartan antes de estar seguros de que las hay mejores. Nadie puede con esta fuerza que salta en cuanto se piensa sin prisas y sin intereses creados en lo que hay que deshacer para poder vivir juntos en un mundo sin fronteras y formado por cientos de proyectos alternativos de formas de vida propias de los que conversamos sin miedo.

«Desmoronamiento» recibió 9 desde que se publicó el Martes 8 de Enero de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Juanjo Pina dice:

    Encandilado con el último párrafo, debo añadir que con un par de Hulks (versión de la peli “Los Vengadores”, cuando ya sabe controlarse) lo arreglábamos casi todo en un pis pas.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] instituciones se están desmoronando? ?La sociedad se está descomponiendo? ¿Será que nos aproximamos a la institucionalización del […]

  2. […] preguntarán por qué insisto en el término descomposición en vez de usar desmoronamiento como ayer hacía […]

  3. […] continuación al post sobre desmoronamiento pretendo hoy elaborara una lista de ejemplos de ese desmoronamiento al tiempo que, en algún […]

  4. […] ¿Falta cooperación? – Desmoronamiento – Ejemplos de desmoronamiento – La gran guerra de la descomposición ha comenzado – Las primeras […]

  5. […] ¿Falta cooperación? – Desmoronamiento – Ejemplos de desmoronamiento – La gran guerra de la descomposición ha comenzado – Las primeras […]

  6. […] 10 de enero del año 2013 proporcionaba ejemplos de lo que seis días antes había escrito sobre esta figura del desmoronamiento . Hoy podría multiplicar esos ejemplos por un factor muy alto pues desde aquel año han proliferado […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias