de vuelta

por | viernes 31 de julio de 2009

Han sido unos bonitos días los de San Luis en Menorca. Unos maravillosos anfitriones nos han tratado a cuerpo de rey y nos han enseñado a ver las bellezas de esa parte de la isla. Kueli nos mostró su escondite y nos llevó a un restaurante que debe permanecer secreto. Fue dificil adaptarse a Foixà; especialmente cuando te espera un poco de trabajo, te han perdido la maleta en la nueva T1 del aeropuerto de Barcelona, estás esperando a que llegue un courier para recojer un envío, el lampista está arreglando una cerredura y el reproductor de cd´s no funciona bien. Pero no pienso enfadarme.