Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Jose I. Goirigolzarri llama a nuestra responsabilidad individual a fin de crear riqueza desde la empresa en una economía de mercado. David de Ugarte apoya con fuerza esa iniciativa que pasa por la creación de procedimientos y la denomina significativamente un manifiesto. No creo que todavía alcanzamos a ver su importancia en toda su dimensión. Pensemos que incluye crear “verdaderos” mercados que, más allá de un conjunto seriado de contratos bilaterales y privados, responden de manera pública de los pagos entre las partes contratantes, de la realización efectiva de los intercambios pactados y de las entregas a realizar . Si creamos “verdaderos” mercados por doquier acabaremos eliminando el problema de la asimetría informacional y la correspondiente selección adversa. No estamos sino en los albores de esa nueva civilización que imagina entusiasmado DU

«Crear mercados» recibió 0 desde que se publicó el Martes 24 de Agosto de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. luisito dice:

    Todo intento de mejorar al mercado librando al mercado de sus fallos conduce inevitablemente a la pobreza a pesar de lo cual nunca cesarán de aparecer nuevos intentos de destruir el mercado a base de mejorarlo. La razón de esto es simple: el fallo es el mecanismo mediante el que un mercado crea riqueza. Los mecanismos que evitan el fallo en un mercado son como los mecanismos que evitan el movimiento de un motor. Todo el capitalismo de libre mercado es solo una máquina optimizada de recuperación de recursos que habían sido asignados erróneamente a intentos fallidos. El mercado funciona porque permite una recuperación con bajas pérdidas de estos recursos empleados en intentos fallidos y porque los intentos fallidos son un componente esencial del desarrollo económico. Cuando se impide a un mercado fallar, cuando se suprimen las quiebras, los impagos, las pérdidas económicas, los despidos, la muerte de los sectores o las recesiones, es la economía en su conjunto la que falla. No es posible suprimir los intentos fallidos en el desarrollo económico; solo es posible limitar el alcance de estos intentos fallidos y recuperar eficientemente los recursos erróneamente invertidos en ellos y esto es justo lo que hace un mercado verdadero (un “mercado salvaje”). Los intentos de planificación de la economía no evitan estos intentos fallidos sino que convierten al conjunto de la economía en un intento fallido porque barren bajo la alfombra los fallos y permiten que una cantidad ilimitada de recursos sea malinvertida en estos “muertos vivientes”.

  2. Juan Urrutia dice:

    Luisito, ese comentario me resulta genial. Yo tengo otra manera de decirlo, pero creo que coincidimos. El mundo económico es una lucha por apropiarse de rentas. Ni que decir tiene que para eso es necesario que esas rentas se creen previamente. Visto de lejos las aguas del mercado están calmadas pues ala competencia hace su trabajo y disipa rentas. Visto bajo una lupa la placidez esconde la lucha continua por hacerse con las rentas. Platón vs. Aristóteles ¿no crees?

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] globalización y descomposición. Sienta bien recordar que la globalización es la integración de mercados en un escenario mundial y, de paso, acordarme de un buen maestro que ya intentó enseñarme lo […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.