Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Cosas que no entiendo:Sebastian y ANV

Entre las muchas que no entiendo, hay dos asuntos de actualidad en estos dí­as de elecciones a los que me gustarí­a referirme.

El primer asunto está relacionado con el candidato a la alcaldí­a de Madrid, Miguel Sebastián, por el que siento simpatí­a personal.

Por un lado se le acusa de haber intervenido en la elaboración y/o filtración a la CNMV de un informe desfavorable para el Presidente del BBVA y relacionado con la venta de FG a Merryl Lynch movido, se dice, por despecho. Por otro lado se le acusa también de haber preguntado a Gallardón, actual alcalde, y en mi opinión un buen alcalde a pesar de que me ha hecho obras incómodas cerca de mi casa, por su relación con una persona presuntamente involucrada en el escándalo urbaní­stico de Marbella y de haberlo hecho de tal manera que parecerí­a como si le estuviera preguntando por su vida privada.

Como acusar a Sebastián de haber filtrado el informe a un amigo- Arenillas- y de haberlo hecho por despecho, me parece una intromisión en su intimidad, incluso si no se tratara de una acusación sino de una simple pregunta o insinuación, no entiendo que esto se deje pasar, e incluso se incida en ello como si fuera una iniquidad polí­tica, y todo el mundo-incluí­do el periódico que se supone apoya al PSOE- se queje de su intromisión, que se da por obvia, en la vida privada de Gallardón porque le preguntó si tení­a relación con una persona con la que muy bien podrí­a tener una amistad que hiciera normal que se hablaran por teléfono.

Debe ser que hay diferencias entre Arenillas y Corulla. Pero si las hay me parecen favorables al primero que, al fin y al cabo, parecerí­a estar tratando de investigar una irregulariad presunta, mientras que la segunda parecerí­a que estaba tratando de ayudar al jefe de la trama mafiosa de la operación Malaya. Así­ que debe ser otra cosa.

Quizá sea que la intimidad deba ser dejada fuera de la polí­tica. Pero es que tampoco entiendo porqué esto deberí­a ser el caso, aunque no me parede mal que haya pactos sociales implí­citos. Pero porqué éste en concreto cuando es precisamente la vida privada la que da un montón de información sobre las personas. Por ejemplo si, como dice mi mujer, un conyuge rompe el contrato de fideledad que hizo con su pareja, ¿por qué habrí­amos de creerle que va a cumplir los contratos que hace con su electores? Dice esto en el contexto de nuestra conversación sobre Hillary; nada que ver con la polí­tica española, claro está.

El segundo asunto que se me escapa es más serio y tiene que ver con la izquierda abertzale por la que no siento gran simpatí­a. Lo que no entiendo es que se anulen listas de un partido legal y que parece no incurrir en la ilegalización prevista por la Ley de Partidos.

Se anulan y parece ser que con razón, ya que así­ lo entiende el TC, por el hecho de que en esas listas aparecen nombres de personas que está o han estado asociadas con Batasuna o con cualquiera de sus marcas electorales. Como esto viola el derecho fundamental de esas personas a poder ser votadas, no entiendo que sean agentes contaminantes de nada si ese derecho está vigente.

La contestación convencional, que dice que de lo contrario Batasuna estarí­a en las elecciones, se me escapa totalmente. Sí­ que entiendo que mucha gente que militaba o milita en Batasuna va a estar en las elecciones y en los ayuntamientos; pero no es cierto que sea Batasuna, el partido, el que va a estar presente porque no puede, porque no es legal.

Se arguye que ANV es Batasuna. Si lo fuera de verdad tendrí­amos que Batasuna condena la violencia, cosa que aunque a mí­ no me parezca exigible, me encantarí­a. Pero no parece serlo aunque miebros de la ilegalizada formación polí­tica abertzale pidan el voto para ese partido. Como se pregunta mi amigo JB, si los abogados de esta gente les indicaran que pidan el voto para otro partido ¿ caerí­amos en la trampa y acusarí­amos a ese otro partido de ser ETA? Seguro que no. Pero entonces ¿por qué si caemos en ella en el caso de ANV?

Como las cosas que no entiendo no han sido explicadas claramente aquí­ por mí­, precisamente porque no las entiendo, tengo que salir al paso de la crí­tica fácil de sofista porque en realidad, se dirá, todos sabemos de lo que estamos hablando. Pues bien, esto es justament lo que me gustarí­a denunciar, que no sabemos de lo que estamos hablando.

«Cosas que no entiendo:Sebastian y ANV» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 21 de Mayo de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Es muy curioso que en el caso ANV se aplique un smitchiana lógica de amigo-enemigo mientras que en el primero hagan de fonambulistas indignados en una siempre ambigua divisoria dentro-fuera.

    De fondo, por enésima vez, la dificultad que en este país hay para fijar un demos, un dentro convencionaal, que determine un campo de fraternidad.

    Mientras eso siga así, especialmente por parte de nuestra derecha, es muy muy difícil que haya una identidad aglutinadora básica y precisamente por eso el nacionalismo de las periferias, que si parece tener un dentro-fuera más claro, seguirá apareciendo como alternativa.

  2. B dice:

    Queridísimo Juan:

    Un pollo es un animal bípedo que camina erguido. El hombre es bípedo y camina erguido, ¿luego un hombre es un pollo?

    Los apóstoles son doce. Pedro es apóstol, ¿luego pedro es doce?

    Besos.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] agradezco a Pérez Roy su explicación in extenso pues esa era precisamente una de las cosas que el otro día yo afirmaba no entender.Pero este, tal como he dicho,  no es  el objetivo de este breve comentario sino que éste pretende […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.