Desde mi sillón

Paralelo 38 CoreaLa muy larga despedida entre el Presidente de Corea del Norte (Kim Jong-un) y el presidente de los Estados Unidos de América (Donald Trump) en Singapur parecía un anuncio de peluquería para caballeros pues hay que reconocer que ambos exhiben un corte original. Pero no pude detenerme en ese detalle pues la vuelta a aquellos momentos me hace retornar a la infancia, recién comenzado el Bachillerato, en plena guerra de Corea.

Recuerdo dos detalles que me gustaría resaltar.En primer lugar está sin duda aquel album de cromos de la guerra de Corea que citaba continuamente ese paralelo 38 que para siempre ha quedado en mi memoria como un hito de la forma de zanjar una discusión. En segundo lugar, y como algo mucho más cercano, no puedo olvidar una costumbre del Padre Cortabitarte S.J. en su clase de religión del colegio al que yo asistía. Cada día de clase sacaba a varios alumnos a la tarima y les hacía preguntas relacionadas con la última clase. Si contestabas correctamente te quedabas sobre la tarima; pero si errabas eras enviado grandielocuéntemente a Pumanjón (lugar de la franja de separación entre las dos coreas) y en donde, casi al final de la guerra, se debía pasar muy mal.

Pero es mi postura ante este segundo recuerdo la que todavía me sirve como guía hacia mi mismo. Cuando me tocaba subir a la tarima y ya había contestado correctamente varias preguntas, erraba a propósito en cualquiera de ellas a fin de compartir mi destino con la mayoría de mis compañeros.

«Corea» recibió 2 desde que se publicó el jueves 14 de junio de 2018 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Maravillosa anécdota, gracias por compartirla.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.