Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Comentarios distanciados sobre las elecciones

Ya me hago cargo de que todo ha cambiado desde la ruptura formal (la de hecho ocurrión a finales de diciembre pasado) de la pretendida tregua permanente de esa banda que me niego a llamar por su nombre. Y sin embargo creo que algo ganamos, incluso para esa unidad a la que se apela ahora, si somos capaces de pensar distanciadamente lo que las elecciones del 27 M nos han enseñado.

Pues bien, parecerí­a que ya se ha dicho todo sobre las elecciones municipales y autonómicas del 27 de Mayo. Sabemos, como idea fuerza, que el PP ha ganado en número de votos y que el PSOE ha ganado poder municipal y autonómico gracias a las alianzas que todaví­a le son posibles a diferencia del PP que solo cuenta consigo mismo.

También sabemos que, en una especie de negativo de los años aquellos tan terribles, Madrid y Levante son dos bastiones, en este caso del conservadurismo. Que no es fácil extrapolar los resultados a unas generales, no tanto por la diferencia en los temas que se juegan sino por la ley electoral (aunque el ejercicio se ha hecho y parece que con estos resultados seguirí­a ganando el PSOE pero por un pelín).

Y hemos descubierto que los partidos mayoritarios y presentes en todo el territorio tienen problemas internos, a veces por la vetustez de algunas federaciones del partido federal, a veces por las aspiraciones prematuras de los eternos ambiciosos en el partido ferozmente unitario.

Sin embargo hay cosas que no sabemos o que no nos las cuentan o que nos las cuentan mal.

No sabemos que a pesar de la pobre participación, el PSC ha roto su elitista separación con el PSOE y ha ganado poder y mucho, lo mismo que el PSE que tiene una llave importante para la conformación de casi todas las instituciones municipales y provinciales en el Paí­s Vasco.

No nos cuentan que el único sitio donde la corrupción se paga es en Eukadi y especialmente en Guipuzcoa. En el resto del paí­s la corrupción parece que no ha importado nada contrariamente a lo que creí­amos saber, que el paí­s tragaba todo excepto el pillaje. Pues esta vez no ha sido así­.

Y nos cuentan fatal lo de Navarra usando ese caso perfectamente previsto por la Constitución para asustarnos con la disolución de ese ente eterno llamado España mediante la entrega de Navarra al monstruoso Paí­s vasco y luego, se supone, por la separación de este último quizá apoyado en un ejército de liberación basado en el germen armado de la banda.

Esto ultimo solo asusta a los niños y resulta de una simpleza rayana en la marrullerí­a pues no va a ocurrir ninguno de los pasos con los que se nos quiere asustar. Si algo dicen estas elecciones es que el nacionalismo vasco, en cualquiera de sus versiones, no gana significativamente.

En contraste con esto último también me parece calro que lo que sí­ ha ganado en el Paí­s Vasco es el apoyo, más o menos matizado, al llamado proceso de paz o en términos más francos la negociación con la banda. No es de extrañar ante la torpeza con que se ha tratado el asunto de ANV y las listas contaminadas. Si uno no ha leí­do a Pérez Royo es posible que se crea la terminologí­a impuesta por la Ley de Partidos y que crea que toda la izquierda abertzale pertenece a la banda.Sin embargo es posible que a los diez dí­as de las elecciones esto haya cambiado a la vista de la ruptura formal de la tregua.

Y queda fuera de todos los análisis lo más significativo a mi juicio. Que a pesar de la propaganda conservadora, apoyada por la Iglesia, el Presidente del Gobierno, que serí­a el diablo con rabo, sigue siendo más valorado que los demás y no ha sido castigado por sus terribles desmanes contra la religión, la familia y las buenas costunbres así­ como contra la buena gestión económica debido, en este último caso, al coste de sus medidas populistas a favor de la paridad o de la dependencia. Parece como si a la gente estas cosas le gustaran aunque no se haya hablado de ellas.

Es curioso lo de Zapatero. Todo el mundo a mi alrededor le critica, incluso con palabras gruesas, tanto los conservadores como los viejos rockeros felipistas que no resisten verse desplazados por la generación X. Y sin embargo esa enorme masa de votantes sin voz le van sosteniendo. Me parece que se dan cuenta de que está metido en algo realmente serio. Sin presumir como hací­a el jóven y sensible Guerra, de que a España no la iba a reconocer ni la madre que la parió, el jóven Zapatero está cambiando realmente España, tanto en lo social como en el reparto del poder territorial.

Para los madrileños, especialmente si acaban de llegar a la capital como culminación de sus carreras profesionales, es terrible ver cómo se escapa el poder de las calles sucias de esta ciudad desordenada y llena a rebosar de gente estupenda. Pensar que Madrid puede tener la llave de unas elecciones generales les alivia un poco el dolor; pero saber que se ha acabado, que el poder central se decide en otros lados y en buena parte por partidos que solo son regionales y sobre todo saber que las ganacias de la capitalidad se van a ir erosionando, les frustra enormemente.

A mi juicio esta es la revolución silenciosa de Zapatero y tiene mucha mayor enjundia que la modernidad que dicen que nos trajo Felipe. Este nos llevó a un lugar espiritual que daba sus últimas bocanadas y, claro, sus compañeros se niegan a reconocerlo para no hablar de los señores del PP que entienden todo pero procuran retardar lo inevitable por eso de mientras dure…

Y que lo está logrando, a base de intuición y de pequeñas traiciones a los amigos, es lo que yo leo en los resultados de estas elecciones. ¿Mero pensamiento desiderativo? Quizá, pero yo creo que no debiera el lector tranquilizarse pensando eso, no vaya a ser que se quede completamente desplazado. El mundo se ha hecho complejo, la seguridad se consigue sin bombas y con interelaciones; la autoridad como tal no solo es innecesaria para la coordinación sino que además es contraproducente pues genera rechazo; la buena vecindad surge como una pauta de conducta de manera evolutiva y los valores no se imponen ni con religión ni con educación para la ciudadaní­a, sino que surgen adaptativamente en sociedades dinámicas que no pueden soñar permanecer eternamente iguales a sí­ mismas.

Pero ya no podremos pensar en todo esto con tranquilidad porque la banda ya ha establecido la agenda y casi el calendario. ¡Qué pesadez!

«Comentarios distanciados sobre las elecciones» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 8 de Junio de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.