Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Chiste Beckettiano

Lo contó Albert interrumpiendo una conversación sobre el tamaño de la presunta finca que Polanco habrí­a adquirido en el término municipal de Rupiá.

Dice uno: “tardo 45 minutos en atravesar mi finca en coche”. El otro se queda pensativo y finalmente murmura: “sí­, yo también tengo un coche de ese tipo”.

Yo me quedé helado. Ahí­ estaba lo abismal del lenguage, lo que lo hace inabarcable. En efecto, el chiste puede ir sobre fincas o sobre automóviles. Puede ir de pijos o de idiotas, o de un idiota y un pijo. O de payeses o de tontos, o de uno y otro, o de dos listos. Puede, según el caso, que la finca sea pequeña o grande y que el coche sea un magní­fico todo terreno o un cacharro.

Y me sentí­ confundido como ante la paradoja del mentiroso, irritado por mi falta de capacidad intelectual instantánea.

La risotada fue general; pero creí­ notar como un toque de histerismo y una vuelta demasiado rápida a la conversación real, pegada a tierra. Asusta demasisdo no saber en dónde está el suelo, o el norte o un punto fijo. Aterroriza caer en la cuenta de que no hay manera de entendernos solo con el lenguaje.

No es éste el absurdo de Groucho ( “si no le gustan mis ideas tengo otras”) Este absurdo acaricia y a mí­ me hace reir hasta desencajarme la mandí­bula. Este otro absurdo me rasca y me hace apretar la mandí­bula hasta sentir dolor.

La alegrí­a de vivir fente al dolor de la vida

«Chiste Beckettiano» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 20 de Agosto de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. javi dice:

    Ayer revisaba Candilejas gracias a que El Pais lo sacaba de regalo.

    La chica decia que la vida no tenia sentido, y Chaplin le respondia que la vida no tenia sentido, sino que era puro deseo.

  2. Juan Urrutia dice:

    Lo que equivaldría a decir que el sentido se lo da el deseo. En el lenguaje sería el deseo de ser comprendido. Y es el descubrimiento de que esto está cerca de ser imposible es lo que da dolor. A mí por lo menos.

  3. javi dice:

    De la exactitud en el lenguaje tratan los poetas.

    Quizas también los que cuentan chistes. Seguramente el chiste en cuestión era el modo mas exacto posible de expresar la importancia del tema de la finca.

    “de puro llena de posibilidades, la técnica es mera forma hueca –como la lógica más formalista-; es incapaz de determinar el contenido de la vida”
    Ortega y Gasset, José. Meditación de la Técnica. Revista de Occidente, 1939-1961. Madrid

  4. Juan Urrutia dice:

    Yo más bien creo que la poesía- no sé los poetas- exprime la ambigüedad del lenguaje, lo mismo que los chistes, es verdad. Por eso hay poesía lírica o épica, entre otras. Por eso hay chistes desternillantes y otros melancólicos.
    En cuanto a técnica la cosa no es muy difrente. No es ambigua, como tampoco lo es la lógica aunque ésta presente paradojas extrañas. Pero, sin embargo, aun así,también puede ser usada de maneras varias uqe sí condicionan la vida.

  5. Javi dice:

    Precisamente por eso. No hay manera mas exacta de definirnos que de una manera ambigua.

    Aunque sospecho que usted no se recrea en esa ambigüedad, lo cual me parece lo único sensato, pues ya es suficientemente compleja la realidad como para enredarla mas. Pero hay que tenerlo en cuenta.

    Y perdone que le contradiga, la técnica y la lógica son siempre ambiguas en cuanto se enfrentan a la realidad. Ademas, esta es la base de la ciencia. Una teoria puede ser perfecta en sí misma, pero solo servirá mientras que la realidad no diga lo contrario, y en ese caso quizas siga siendo útil bajo ciertos parametros.

    Por ejemplo, la teoria de la gravedad de Newton nos sigue sirviendo para calcular edificios, pero no para ir a la luna.

    Desde ya hace tiempo que muchos científicos sueñan con esa formula exacta que explique el mundo exactamente. Esperemos que dediquen su tiempo a algo menos peligroso.

    Por ahora esta realidad ambigua es la que manda.

    Un saludo y gracias por pensar que mis comentarios merecen publicarse. No estoy yo mismo tan seguro de ello, jejeje.

  6. Juan Urrutia dice:

    No soy yo el que dota a tus comentarios de interés. Su interés es intrínseco al asunto que nos ocupa; la posibilidad de entender el mundo y a nosotros mismos con alguna precisión a pesar de la ambigüedad de los instrumentos de que disponemos.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.