Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Cambridge vs. Cambridge: en la muerte de Garegnany

Hubo un tiempo en el que la función agregada de producción constituía un problema lógico y algo realmente embarazoso para los que estábamos intentando escribir sobre crecimiento usándola como elemento fundamental del modelo que queríamos utilizar para las finalidades que fueran. He vuelto a pensar en ello cuando hoy, a través de Sin Permiso, me he enterado de que hace un mes murió Pirangelo Garegnany, uno de los triunfadores (con Pasinetti) de aquel debate apasionante que comenzó con la discusión sobre la posibilidad o imposibilidad de lo que se llamaba el reswitching de técnicas. ¿Es posible que una misma técnica de producción pueda ser usada para dos o más valores del tipo de interés. Para los jóvenes la cuestión es muy sencilla: si usamos una función agregada de producción Cobb-Douglas (con rendimientos constantes) ¿es posible que la misma capital/labor ratio sea utilizada para dos valores distintos de la productividad del capital? La respuesta en ese caso es que no y, sin embargo, si utilizamos una descripción de la producción en términos de un modelo lineal desagregado esto es perfectamente posible.

La razón es que para definir lo que que es el capital agregado tenemos que usar su valor, no su cantidad física, y para calcular ese valor tenemos que restar los salarios y el tipo de interés que se determinan precisamente a partir de la noción de capital agregado: un verdadero puzzle intelectual. Esto no es en general posible como ya había anunciado Joan Robinson desde Cambridge (U.K.) en donde, por cierto, estaba Piero Srafa, que sabía mucho sobre modelos lineales de producción tal como había mostrado en su libro Producción de Mercancías por medio de Mercancías que aquí en España había sido prologado por Luis Angel Rojo. Solo era posible esa agregación de todos los sectores en una función de producción que utilizara una medida agregada de Capital en un caso muy específico en el que ese modelo lineal desagregado exhibiera una relación capital/trabajo igual en cada sector, un caso raro realmente y en el que el resultado de la imposibilidad del reswitching era trivial. Samuelson Desde el otro Cambridge, el Massacusets, trabajó duro para desentrañar este puzzle para finalmente conceder la victoria al Cambridge del U.K. en el que trabajaban a la sazón Garegagni y Passinetti en la senda de Srafa tratando de cambiar la deriva de la ciencia y volver a Ricardo y los clásicos en general.

Pero la ciencia no siempre admite los resultados consistentes y, a efectos de su desarrollo, sigue por un camino que promete resultados aunque éstos adolezcan de falta de rigor lógico. La figura de Solow al que Samuelson en su reconocimiento de derrota salva como alguien que puede trabajar en mundos distintos simultáneamente, nos salvó la vida a los doctorandos y nadie se enfadó por nuestro uso de una función de producción Cob-Douglas.

Por otro lado los vencedores no eran los más escuchados y sus proclividades marxistiodes les alejaron de la visibilidad que dan las candilejas y, aunque nunca cedieron en la reivindicación de su victoria lógica, desplazaron sus críticas a otras áreas como por ejemplo los modelos de equilibrio general que no adoleciendo de pecado original deberían haber sido interpretados de una forma alternativa que hubiera también cambiado el uso que se ha hecho de ellos.

El resultado de este episodio intelectual- a menudo denominado de los dos Cambridges- es en el mudo de hoy totalmente irrelevante aunque muchos modelos macroeconómicos estén usando una función de producción agregada a partir de la cual y de especificaciones interesantes de las expectativas pueden derivar resultados que pretenden ser muy científicos. Como de bata blanca, vamos. Y muchos siguen pensando que se puede separar la asignación de la distribución funcional de la renta de forma que, en principo, podríamos operar sobre la distribución entre salarios y rentas de capital (mediante cambios impositivos por ejemplo) sin afectar a la asignación de los factores de producción. Por ejemplo las recomendaciones de Prescott de reducir impuestos en Europa están basadas en esa posibilidad que como ya he dicho es muy poco plausible.

Este caso me interesa especialmente porque al ser constante la participación de capital y trabajo en el output generado entre ambos, no podemos plantearnos cosas de interés que estos días, y al rebufo de relecturas de la crisis, empiezan a levantar su feo rostro. Sabemos que las empresas están generando beneficios y guardándolos sin acometer nuevos planes empresariales y sin apalancarse ni un ápice. Sabemos que, en esas circunstancias ni la rebaja de salarios para mantener el pleno empleo podría mantener la participación del trabajo en el output. Si no nos hubiéramos olvidado totalmente del debate de los dos Cambridges quizá se nos ocurriría pensar que hay como una huelga de inversiones por parte de los dueños del capital. Pero ¿han oído ustedes esta canción en algún foro? Ni siquiera los economistas que apoyan los florecientes movimientos de indignados se han fijado en esta posibilidad cegados por la injusticia de socializar las pérdidas de la banca y por el escándalo del incremento en la desigualdad en la distribución personal de la renta. Este hecho es importante, pero no debe ser un tema de discusión único pues, en cierto sentido, desvía el tiro de su objetivo. Y el objetivo es denunciar que el sistema de mercado puede necesitar una nueva repartición de la tarta cambiando las participaciones de los factores de producción a pesar de la huelga de inversiones y también que esto traería una nueva asignación de los factores de producción que puede acarrear una nueva distribución personal de la renta que no puede confundirse con la funcional.

«Cambridge vs. Cambridge: en la muerte de Garegnany» recibió 1 desde que se publicó el lunes 14 de noviembre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] no se trata de la distribución funcional de la renta sobre la que ya he tenido ocasión de escribir en alguna ocas… y que sirve como control de la teoría ortodoxa del capital y puede ser relacionada más bien con […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.