Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Business Schools

DeustoParece que España lo hace muy bien en cuanto un grupo privado pone en funcionamiento una Busiiness Schhol. Pensemos en en el IESE, dependiente de la universidad de Navarra, o en el IE que se ha creado su propia Universidad en Segovia para cumplir con la legislación que les obliga a estar asociadas o a depender de una Universidad, o en el ESADE que está conectada con la Ramon Llull. Dejando aparte la Deusto Business School obviamente asociada a la más que centenaria Universidad de Deusto y que parece se ha lanzado en serio al reconocimiento internacional, hay muchas otras con asociaciones y dependencias realmente fantasiosas, pero esas tres mencionadas en primer lugar llevan muchos años en los primeros lugares del ranking mundial y están por delante de muchas americanas que son como departamentos de Universidades muy conocidas tanto públicas como privadas.

Este hecho se cita muy a menudo como una singularidad difícil de explicar ya que las universidades españolas, incluyendo las que dan cobertura a estas tres Business School, no aparecen en lugares respetables de cualquiera de los rankings al uso. Este hecho ha de estar relacionado, con toda seguridad, con el uso inteligente de los conocidos criterios clasificación que permite a una institución privada adaptarse a esos criterios y luchar por aparecer en los rankings pues ello les proporciona alumnos dispuestos a pagar unas matrículas elevadas.

Parecería seguirse que la manera de triunfar en esa competencia es aislarse de la universidad madre y funcionar con independencia sin necesitar aparentemente el apoyo de profesorado de otros centros o departamentos de la Universidad que los ampara. Tomemos el ejemplo de la Economía. Parecería que cualquier alumno a cualquier nivel de una de estas Business Schools tendría necesidad de buen profesorado en ciertas materias relacionadas con la Economía propiamente dicha como , por ejemplo, la Macroeconomía o la Organización Industrial, como parte aplicada de la Microeconomía. El hecho es, sin embargo, que estos profesores suelen ser contratados directamente por estas escuelas exitosas y que no se apoyan en otro profesorado no menos bueno pero que está sujeto a las maneras de hacer de la Universidad con sus formas de promoción y sus obligaciones investigadoras además de docentes.

En algunos casos aparece la posibilidad de compartir profesorado. El caso más llamativo es el de la Economía Financiera, algo central para una Business School, pro que sin la cual no se entendería hoy la Macroeconomía. Este caso casi único puede ser el comienzo de una reflexión interesante. En mi opinión cada vez va a pesar más la investigación del profesorado en la elaboración de los indices que se utilizan para elaborar los rankings. Es algo que estamos viendo en el mundo y en las tres instituciones a las que me estoy refiriendo y en la Deusto B.S. Existe pues la oportunidad para cualquier universidad de entrar en el mercado de una manera repentina sin necesidad de construir una reputación costosa en tiempo. También cuesta atraer al profesorado adecuado, pero el quid consiste en adelantarse al mercado y atraer profesorado de excelencia en materias que hoy habitan en los márgenes de la economía. Esta no puede seguir anclada en un programa investigador o, si se quiere, en un paradigma, que parece perder aliento. Cada día es más evidente que todas las nuevas tendencias, fragmentarias todavía y quizá a años del desarrollo de un nuevo paradigma, ocupan un topos intelectual que se acerca más al contenido propio de una Business School.

Concluiré pues con una afirmación arriesgada. Lo que hoy nos interesa a os economistas es entender bien sistemas complejos ya que hemos aprendido que lo que a menudo se llama mercado, el de trabajo por ejemplo, es más bien un sistema complejo lleno de recursividades y de consecuencias no esperados que dan origen a la dificultad de predecir y van dando prioridad al hacer. Y, concluyo, esto, hacer, es lo que les escuelas de negocios han enseñado siempre. En consecuencia es posible que lo “interesante” hoy quizá debamos buscarlo en las Business School mañana.

«Business Schools» recibió 0 desde que se publicó el sábado 24 de marzo de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.