Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Bouillon de commentaires

Copio aquí mi comentario sobre el post de Samuel Bentolila que nos daba noticia de la presentación de SERIEs, la fusión de la SER (Spanish Economic Review) y de Investigaciones Económicas. Lo hago con una cierta intención que se verá al final.

Comentaba yo:

“Enhorabuena a quienes habéis hecho posible esta fusión, aunque yo no esté tan seguro como Xavier de que una sola revista tenga más recorrido que dos en competencia. Y, desde luego no quiero ahorrar felicitaciones al Consejo Editorial que ha elegido comenzar la andadura de SERIEs con un número dedicado a los modelos DSGE que han sido y posiblemente sigan siendo centrales para el análisis macroeconómico. Me gustó oir a Jose Luis hacerse eco, aunque fuera para tratar de refutarlas, de las principales críticas a estos modelos basadas justamente en la falta de integración del sector financiero, una dificultad ya destacadas hace muchios años y en el gente representativo lo que ímplicitamente condiciona mucho los resultados. Pero, no puedo reprimir una cierta crítica al acto de presentación en sí y no tanto por las presencias como por las ausencias. Entre estas quiero mecionar explícitamente la de Salavador Barberà quien fue, tal como se reconoce en el Editorial de este número de SERIEs, el primer editor de la SER , una de las dos revistas fusionadas. Y, entre otras ausencias, desaría destacar la de una más nutrida representación de la comunidad científica universitaria asociada al tipo de trabajos como los que contiene el número que se presentaba; pero que no están asociados a grupos que, sin menoscabo de su enorme calidad, viven al socaire de unas instituciones poderosas a las que sin reticencia alguna hay que agradecer su apoyo a la investigación, pero que condicionan, o podrían condicionar, el necesario libertinaje de pensamiento.”

Aprovecha Samuel la ocasión que le brinda su contestación a mi comentario para dar más información sobre el acto de presentación de SERIEs, tal como habrán podido ver en el link al que les he remitido antes. Bueno es que se sepan los detalles y se mencione todas las personas que actuaron en la presentación. Me alegro haber servido de coartada.

Pero nada dice Samuel sobre la última línea de mi comentario que sugería la necesidad o la simple conveniencia del libertinaje. Curiosamente, sin embargo, un comenatrio de David de Ugarte sobre mi post de hace dos días sobre Keynes y el Postimpresionismo y que nada tiene que ver con SERIEs, da la clave que yo buscaba. En una parte de su comentario dice David:

Cuando lees la bio por Skidelsky te preguntas si la causa de que las universidades europeas tengan tantas dificultades en dar “nuevos Keynes” no es que para hacer ese tipo de relatos hace falta una vida tan llena de contagios intelectuales como la que tuvo el mismo Keynes…

Voilà, contagios intelectuales, esto es lo que yo estaba echando en falta, sin saber cómo expresarlo, en mi pequeña diatriba contra algunas instituciones bienintencionadas pero que no son precisamente partidarias del libertinaje intelectual.

Yo, qué quiren que les diga, me siento un poco ahogado sin esos contagios intelectuales que solo se dan cuando uno se deja llevar por la negligeance y relaja su ascetismo para mirar a su alrededor y en las direcciones más insólitas y peligrosas, dispuesto a tomarse, como si fuera una medicina, una buena taza de boullion de culture

«Bouillon de commentaires» recibió 3 desde que se publicó el Domingo 18 de Abril de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Samuel B dice:

    Juan,

    No contesté a esa última parte de tu comentario porque no entiendo lo que quieres decir con:

    “entre otras ausencias, desaría destacar la de una más nutrida representación de la comunidad científica universitaria (…) pero que no están asociados a grupos que, sin menoscabo de su enorme calidad, viven al socaire de unas instituciones poderosas (…) que condicionan, o podrían condicionar, el necesario libertinaje de pensamiento.””

    No estoy totalmente seguro de lo que es el libertinaje ni los contagios intelectuales.

    Pensaba retomar el asunto de palabra en Andoni, y quizá sea lo mejor (¡grandes dudas!), pero a la vista de tu entrada, se me ocurre una alternativa más pública.

    Quizá enriqueciéramos el debate si escribes una nueva entrada del blog explicando en detalle lo que quieres decir, con actos, nombres, datos, etc. Yo entonces contestaría lo mejor que sepa.

  2. juan urrutia dice:

    Desde luego que hablaremos en el Andoni de estas cosas. Es posible que quepa una aclarción más pública,me lo pensaré, aunque quizá el mejor ejemplo de la necesidad del libertinaje o del contagio intelectual sea precisamente la dificultad de pensar en soledad o en multitud excesivamente homogénea

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] como su título parecería evocar, sino la tarea a la que me reta Samuel Bentolila (SB) a raiz de mi post Bouillon de commentaires. Ese post, como se puede comprobar, citaba un comentario que yo había realizado a un post de SB en […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.