Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Bonus

Dentro de algunas pocas horas el G20 se va reunir en Pittsburgh (ciudad hermana de Bilbao) para tratar una batería de temas relacionados con las estrategias de salida de la crisis. Entre estos temas, uno que a mí me parece menor; pero que seguramente acaparará portadas, es el de los sueldos variables y extraordinarios de los ejecutivos de la banca ( los famosos bonus). Pueden ser todo lo escandalosos que se quiera, pero esos bonus plantean una cuestión de remuneraciones que se sabe cómo tratar o, al menos, se cuenta con alguna idea al respecto.

Sin embargo, es de temer que el G20 se haga eco del escándalo social y trate el asunto sin la debida cautela y simplemente trate de poner un tope a esas remuneraciones bajo el liderato de Sarkozy secundado por los europeos y torciendo el brazo de la administración estadounidense.

Es normal que, bajo el síndrome de la crisis, seamos muy sensibles a la opinión pública y nos olvidamos de algunas cosas que, sin embargo, convendría recordar. No me refiero a cuestiones de sostenibilidad y pobreza que, de una u otra forma, sí que se tocarán, si no en esta reunión, en reuniones similares, sino a ideas de mercado de trabajo o de gobernanza.

La primera de estas ideas es que los sueldos de los que hablamos pueden ser salarios de eficiencia, es decir salarios que están por encima de la productividad marginal del que los desempeña para retener a ese ejecutivo que no queremos se vaya a la competencia. Cuánto más por encima de la productividad marginal depende del coste de oportunidad del ejecutivo de que se trate, coste éste que a su vez depende de las ganacias que se esperaría realizar con su concurso.

Ahora bien, con las dificultades creadas por la crisis no parece que ese extra vaya a ser demasiado grande. Así que por ahí no haría falta ningún tipo de acuerdo específico al respecto en una reunión del G20.

la segunda y más simportante reflexión es la de quién fija esas retribuciones variables. Nadie se extrañará de que la primera respuesta que viene a la cabeza de cualquiera es que son, naturalmente, los accionistas los que deberán fijar esas retribuciones en última instancia. Pero esta respuesta está vacía de contenido puesto que el Presidente de un gran banco tiene una mayoría de votos delegados de los grandes acionistas, posiblemente otras grandes compañías cuyo Presidente enfrenta el mismo problema. En esas condiciones el activismo accionarial es muy poco probable que sea algo más que pura palabrería.

Sin embargo, se me ocurre que hay una solución posible: la recomendación de cambiar en todos los paises pertenecientes a ese G20, o todavía mejor al FMI, la legislación de sociedades anónimas para que la gobernanza de cualquier empresa de más de XXXX millones de euros de facturación tenga que tener un Consejo Dual y, especialmente, un Consejo de Vigilancia donde están representados los stakeholders.

Por un lado, esta medida nos acercaría a la llamada Satakehoder Society, que es interesante en sí misma y, por otro lado, solucionaría esta custión de la remuneración variable de los altos jecutivos poniéndola en manos de ese Consejo de Vigilancia.

Se me ocurre que una nueva institución formada por todos los Presidentes de dicho consejo en instituciones financieras de la entidad mencionada podría establecer un contarato único a utilizar por todas esas instituciones financieras que podemos llamar sistémicas por su incidencia potencial en el desecadenamiento de un crisis como esta de la que no acabamos de salir. De sesta forma tendríams la oportunidad de establecer un buen contrato tipo compatible con los salarios extras de eficiencia y que, al mismo tiempo, no incurra en azar moral y sea público y aceptado por los accionistas.

«Bonus» recibió 1 desde que se publicó el Miércoles 23 de Septiembre de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.