Bilbao maravillao

por | domingo 4 de marzo de 2007

La semana pasada y en menos de 24 horas he tenido dos conversaciones interesantes con personas inteligentes en dos lugares separados por menos de un kilometro de distancia y ambos a menos de 500 metros de la que fue mi casa hasta hace unos 40 años. Todo ello en Bilbao, claro.

Y en un sitio tan nostálgico para mí­ he hablado medio en broma medio en serio sobre dos asuntos que este pasado jueves estaban en las páginas centrales de los periódicos, nacionales y regionales. Dos asuntos que me parecen cruciales para la forma de vida económica que ya está aquí­ y, si queremos ser pomposos, para el capitalismo tal como se perfila.

La primera conversación tuvo lugar en el Serantes, magní­fico restaurante sin estrellas, pero con enjundia culinaria, con polí­ticos y cientí­ficos, y versó nada menos que sobre la propiedad intelectual. La segunda conversación con banqueros de inversiones, desgranó ideas claras sobre Endesa y Enel sin prosopopeya, con contundencia y alrededor de una mesita alta en el bar del Museo de Bellas Artes, el museo bueno de la villa.

Hablaré de las novedades que cada conversación aportó a cada tema y lo haré en posts separados; pero ahora quiero decir que este Bilbao que recupero después de años sigue pareciéndome como un Manhattan concentrado. De hecho creo que yo nací­ en la esquina de la 85 con Madison, al lado del parque, un barrio tranquilo a dos pasos de la acción. O así­ veo yo la confluencia de Iparraguirre y Colón de Larreategui.

0 pensamientos en “Bilbao maravillao