Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Armen Alchian

Pertenecía a un mundo ya pasado en el que los grandes eran pocos y el reconocimiento provenía no tanto del conjunto de publicaciones más o menos «impactantes», sino de el mito elaborado mediante un boca a boca y lento en el formarse y más lento todavía en desaparecer

Armen AlchianHa muerto con casi 100 años. Era un mito. A mí nunca me dio clase, pero de mis estancias en UCLA recuerdo los comentarios de sus estudiantes de entonces, el respeto con que los colegas hablaban de él y su porte de gentleman siempre en camino del golf course. Es difícil imaginarlo hoy pues Armen Alchian pertenecía a un mundo ya pasado en el que los grandes eran pocos y el reconocimiento provenía no tanto del conjunto de publicaciones más o menos «impactantes», sino de el mito elaborado mediante un boca a boca y lento en el formarse y más lento todavía en desaparecer. Un mito creado por estudiantes en un tiempo en el que la calidad de la enseñanza se apreciaba más que ahora. Alchian era un gran profesor

Merece la pena examinar la historia de UCLA desde los años cincuenta contada por su coautor Allen. Enseña mucho sobre la posibilidad de que la separación entre los economistas de agua dulce y de agua salada no sea eterna puesto que alguna vez no existió tal como se ve si notamos que las ideas de Chicago anidaron en Los Angeles y explica cómo gente como Clower y Leijonhufvud fueran y se quedaran en UCLA durante mucho tiempo.

Era alguien tan respetado que daba un no sé qué encontrarse con él en el ascensor de Bunch Hall. Atesoré sus dos publicaciones con Allen (University Economics y Exchange and Production: Theory in Use) y muchas de sus publicaciones en los journals del momento de entre las cuales recuerdo aquella en la que jugaba intelectualmente con la evolución y la racionalidad del agente individual además de sus trabajos con Demsetz, alguien mucho más asequible en el ascensor.

Han pasado tantos años que no encuentro los dos libros citados en mi biblioteca por no hablar de los artículos. Pero durante la búsqueda he topado con un volumen de artículos seleccionados que con el título de Economic Forces at Work le fue ofrecido como homenaje en 1977. Yo estaba allí y me sentí empequeñecido compartiendo mesa con Coase (que prologaba el libro) Stigler, Samuelson y Arrow y escuchando sus palabras de alabanza a un maestro. Y, héteme aquí, que el libro está dedicado y dice:

J. Urrutia
May this book in the future remind you of pleasant, productive days at UCLA and … appreciation of your having come here.
Armen Alchian
1977

El tono de esta dedicatoria indica muy a las claras la importancia que para este gran economista reverenciado por tantos tenía la Universidad para la que trabajaba. Eran otros tiempos y yo era joven.

PS: Ver también el artículo de David Henderson en Library of Economics and Liberty

«Armen Alchian» recibió 1 desde que se publicó el miércoles 27 de febrero de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] inolvidable aquella comida con él hace más de treinta y cinco años en UCLA con ocasión del homenaje a Alchian. Me senté a su derecha y escuché reverentemente pues por aquellas épocas había un número […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.