Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Análisis electoral

Lo más inteligente que se encuentra sobre los resultados de las elecciones autonómicas vascas está en el blog de Jose Luis Ferreira. Yo solo quiero añadir una reflexión inutil que proviene del impacto que me causó una confrencia del historiador Josep Fontana antes de la transición en el Aula Magna de la facultad de Económicas de Bilabo perteneciente a la sazón al distrito universitario de Valladolid. Dos eran las contradicciones básicas que moverían el mundo: la lucha de clases como plasmación del eje derechas-izquierdas y, novedad para mí en aquel momento, la lucha de liberación nacional como epítome del eje que hoy yo me atrevería a llamar universalismo-comunitarismo.

Vuelvo hoy a aquellos días de ebullición soterrada y anticolonialismo y pienso que estos dos ejes siguen ahí. Imaginemos un eje de coordenadas en forma de cruz. En el eje horizontal tenemos, de izquierda a derecha, desde el antinacionalismo periférico, disfrazado de universalisno republicano, hasta el mayor de los nacionalismos periféricos disfrazado de confederalismo. En el eje vertical tenemos de arriba hacia abajo, desde la dercha más montaraz hasta , ya bajando, una izquierda desfasada.

Colocar ahora a los distintos partidos en este espacio es trivial. En el cuadrante nordeste tenemos al PNV; en el sureste a Aralar( digamos); en el suroeste encontramos al PSOE-PSE y en el noroeste topamos con el PP.

Caben, para empezar cuatro “frentes” fácilmente localizables en la cruz descrita. A la dercha del eje vertical está el “frente” abertzale paridario de un cierto autonomismo aspirante a independentismo pasanado por el confederalismo, un “frente” este ya experimentado. A la izquierda de ese eje vertical tendríamos un eje centralista entre imperial y jacobino que no creo se ha formado nunca y que es el que ahora querría el PP. Por encima del eje horizontal nos toparímos con otro frente no ensayado en Euskadi todavía: el “frente vaticanista”(que se hubiera dicho hace años desde la izquierda) formado por PNV y PP. Finalmente por debajo del eje horizontal tendríamos algo como un “frente de izquierdas” malamente representado por PSE y Aralar, pero del que una versión ya se ha intentado dentro de la formación del dimitido Madrazo.

Cualquiera de estas combinaciones conseguiría reunir como mucho a una mitad del electorado o de la sociedad civil. Ahora nos quedan dos coaliciones transversales a considerar. Poco hay que decir de la (im)posible relación entre lo que llamo Aralar y el PP pues representarían a muy poca gente. Pero hay mucho que decir, porque representaría muchos votantes, sobre la coalición PNV-PSE. La única forma de poder hablar sobre los verdaderos temas universalizables: lenguas minoritarias, la confederación como forma política de convivencia realmente escalable y la forma de organización económica viable en un Capitalismo que parece que todos querrían retocar.

Yo, como votante y contribuyente en Eusakadi, deseo expresar mi deseo de que en esta coyuntura volvamos a intentarlo aunque con más lealtad mutua que hace 23 años.

¿Qué cómo? Pues sin estridencias.

«Análisis electoral» recibió 2 desde que se publicó el Jueves 5 de Marzo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Gracias por el cumplido. Desde luego no me parece nada inútil tu reflexión.

    Saludos

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] que la legislatura de Patxi López será tan buena o tan mala com él mismo se la organice aunque ya dije porqué yo hubiera preferido otro acuerdo más tradicional, lo mismo que más del 60 % de los […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.