Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

American vignettes 1

Intenta alquilar un apartamento una vez llegado a N.Y o a cualquier otro puerto de entrada. Como en cualquier otro sitio tienes que dejar como señal la renta de un mes y, a diferencia de otros sitios, tambien la del mes de salida y unos cuantos pluses para garantizar la entrega correcta del apartamento.

Todo esto sube un pico; pero no es problema puesto que tienes acceso a un crédito instantáneo on line. No vale decir que tu banco en Espana te puede avalar a través de cualquier banco corresponsal: este es otro mercado. Tampoco vale que les enseñes tu tarjeta visa porque no hay un cruce de datos instantaneo entre visa y otras emisoras de tajetas americanas.

Lo que sí­ puede ser verificado instantaneamente es tu credit track record que indica las deudas contraí­das y la atención prestada a satisfacer las correspondientes cuotas. Siempre, claro está, que se trate de deudas contraí­das aqui, en los EE.UU de America.

Como no es mi caso, no tego mas remedio que arguir que mi educación general no me permite utilizar el crédito. Pero esto es mi condenación definitiva en este mercado. Si no tengo deudas no soy fiable pues por algo será, algo querré ocultar…

Total que me voy a un hotel, descanso un poco, cruzo la calle y me meto en la primera sucursal fisica del HSBC. Si, esta firma conoce mi banco doméstico, escuchan con atención la pequena historia de mi probidad financiera y me aseguran que en unos pocos dias y si las cosas, despues de verificadas, son como yo las cuento, estarán en disposicion de concederme un crédito para el alquiler del apartemento que quiero para pasar unos dias con mi familia.

Es una historia apócrifa construida con elementos reales que me proporciona mi hijo Rafa; pero me parece instructiva. En el mercado masivo de crédito instantáneo no soy nadie porque no lo utilizo. No debo luego no existo.

Pues no crean que me disgusta. Lo unico pesado es que me tengo que poner al dí­a pues no quiero ser de esos pocos hombres puros que Jehova va a salvar de la destrucción de Sodoma. Yo quiero ser destruí­do con los que han olvidado de una vez el camino recto y que se enorgullecen de que a nadie deben nada y deseo hacer mí­as las costumbres de los hombres que transitan el camino tortuoso por el que caminan todos los que, para enogullecerse, solo tienen que tener deudas y pagarlas.

«American vignettes 1» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 30 de Abril de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.