Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Alumno recalcitrante

Lo malo de ser mayor es que los ex-alumnos, que ya no son unos niños, tienen la desfachatez de preguntarte como si estuviéramos en clase y yo me hubiera preparado la lección. Digo esto a pópósito del comentario de FernandoTusell al minipost en el que animaba a leer tanto a Enrique Dans como a David de Ugarte. Un comentario que, segun dice,ya quería hacer cuando leyó lo de David.

He aquí el comentario de Fernando con un pequeño cambio en el orden y alguna eliminación irrelevante. Empieza dándome las “gracias por anticipado si puedes iluminar sobre el asunto a quienes no lo vemos claro”. Lo de iluminación ya me ha mosqueado algo dado que últimamente estoy escribiendo un pequeño serial sobre Iluminaciones en donde meto todo aquello que no sé explicar pero me viene a la mente como en un trip. Esta sorna me ha rejuvenecido pues he recordado a un Fernando que,tal como era, no pensará nada bueno de esas Iluminaciones.

Pero, como no hay más remdio que contestarle, divido su comentario en párrafos:

1

¿Qué es exactamente neutralidad? ¿Tratar a todos los bits igual? ¿O tratar a todos los emisores de bits igual? ¿Quién carga la red: quien ofrece o quien demanda contenido? ¿Qué diferencia a Alierta queriendo cobrar discriminatoriamente de una compañía aérea cuando ofrece pasajes a diferente precio?

A esto tendría que contestarte Enrique Dans quien es el que en estos dos escritos ha introducido la noción de neutralidad; pero leyendo lo que dice a mí me parece que quiere decir que el dueño de le red no discrimine contenidos de la misma forma que no podría discriminar precios según el contenido de las llanadas telefónicas. Lo que ya cobra debe seguir la tarificación establecida y no cabe variación en el caso de la banda ancha que suministra. Supongo que eso que ya hace incluye ciertas discriminaciones, pero no por razones de contenido.

2.

Yo no veo nada clara esta disputa: me suena a vieja discusión (bizantina) de libro de texto (ya sabes que yo me quedé en el manualito de Lipsey) acerca de si los apicultores han de pagar a los dueños de frutales por el polen, o éstos a aquéllos por los servicios de polinización. Solo veo claro que no puede haber lo uno sin lo otro, y que lo inteligente por parte del regulador es asegurar para todos la máxima cantidad de fruta y miel

En este punto soy yo mismo quien puede contestar, creo. El ejemplito que mencionas ilustra la idea de externalidad, algo que compromete la eficiencia el mercado y que tiene algún tipo de solución mediante un tratamiento fiscal que incentiven la producción de flores para que éstas ean suficientes para la prducción de miel. En el caso e internet no veo ninguna externalidad de este estilo. Toda la interacción en la Red pasa por el mercado. O eso me parece.

.

3.

¿Sería posible algo más de luz sobre el tema, ya que dices que en Las Indias lo tenéis claro? Lo que me gustaría oir (leer) es algo así como un ejercicio de estática comparativa, mostrando los resultados esperables de distintos modos de financiar la red. De seguro que al compararlos sabríamos ver cuáles son socialmente indeseables (poca fruta y poca miel).

Esto se lo dejo a David. Yo solo digo, sobre la marcha, que quien pone una red para que transite por ella la información tiene que cobrar, pero puede repercutir el precio sobre anunciantes por ejemplo.

4.

La sóla apelación a grandes principios, tan bien como puedan sonar, me parece que no solucionará el tema.Seguro que tu puedes añadir a lo dicho por Enrique Dans y también, quizá, convencer a algún experto en regulación de tu entorno para que nos de su opinión

Ojalá lo hagan los dos autores a los que me he referido quienes además de grandes principios tienen ideas prácticas. Pero ¿no crees que en esto, como en el canon o en la posibilidad administrativa de cerrar webs, los grandes principios son necesarios?

Aquí acaba, de momento, mi celestinaje. Sería estupendo que un día pudierais los tres hablar de estas cosas cara a cara. Yo serviría los canapés.

.

.

«Alumno recalcitrante» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 12 de Febrero de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. F.Tusell dice:

    Bueno, creo que has visto en mi pregunta algo que no hay, no habrá y no puede haber. Quizá el uso de la palabra “ilumines” haya sido desdichado, pero la sorna que supones no existe.

    Y sí, es un poco abusar de tu tiempo y disposición el preguntarte como si estuviéramos en clase, pero es porque sé que esta “clase” te la tienes muy preparada, que tienes cosas que decir al respecto y quería leerlas.

    Telegráficamente y en cualquier orden, porque no sé como entrecomillar y citar con esta herramienta:

    De neutralidad hablabas también tú(“Hoy es Telefónica quien no respeta la neutralidad…”), y era tu noción de la misma por lo que preguntaba.
    Tienes razón en que el ejemplito que aducía es el típico de externalidad y el caso aquí es diferente: la analogía que veía, y que no creo totalmente desechable, es que estamos ante dos industrias (transporte y contenidos) que se precisan mutuamente y no parece haber un modo claro o automático de que se repartan el valor añadido que generan. Si
    lo hubiera, la polémica que han suscitado las declaraciones de Alierta no hubiera sido tal.
    Leeré con gusto cualquier cosa que David de Ugarte o quien quiera que sea se tome el trabajo de ofrecernos sobre la cuestión.
    ¡Claro que los grandes principios son necesarios! Y los menos grandes. Lo que quise decir, y creo que dije, es que sólo apelar a ellos no será suficiente: neutralidad —sea esta lo que fuere—, justicia, etc. no son mecanismos que asignen recursos y rentas, son principios que debemos procurar que resulten respetados y propiciados por los mecanismos de asignación.

    No he puesto en duda que ninguno de los dos autores que citas tengan ideas prácticas además de principios. Lo poco que he leido de uno de ellos me hace más bien pensar que anda sobrado de ambas cosas.
    Las dos cuestiones que citas
    —canon y cierre de webs— me parecen tan espinosas como puedan ser. La primera de ellas es quizá también un ejemplo de la insuficiencia de los principios en el sentido que decía.
    También de ellas me gustaría leerte.

    No espero que nos sirvas canapés, si es que se presenta la ocasión que citas, y sí bastante más. Pero esto ya es para otro día y para tratar off-line.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.