Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Alto el fuego

Alto el fuego. El fuego que no quema; pero mata. El de la bala en la nuca. Alto el fuego permanente.

Brindo con Odón Elorza y sus concejales en el Ayuntamiento de Donostia: “por la paz y por los ausentes”.

No repetiré lo de esperanza y cautela porque, como todo lo obvio, ya ha sido abusado.

La esperanza es de que la gente no muera por sus ideas y mucho menos porque sí­. La cautela es porque esta idiota posibilidad seguirá quizá vigente durante un tiempo y los guardaespaldas seguirán teniendo trabajo.

Y, dicho esto, deberí­a acabar esta nota porque de lo que no se puede hablar con claridad mejor serí­a callar tal como dijo, aproximadamente, Wittgenstein.

Pero quizá haya un estrecho portillo para decir algo que sea claro, aunque no necesariamente obvio ni admitido por todo el mundo. Aunque no podrá ser una teorí­a cerrada sino trozos de ideas.

Lo primero que tengo que hacer es reconocer el error, visto desde hoy, de la idea que adelanté hace tiempo en Terrorismo,Filosofí­a, Economí­a? y Nacionalismo y que intentaba sugerir, en base a ciertas analogí­as económicas, que el terrorismo de ETA persistirí­a mientras que el de Al Qaeda subsistirí­a.

Sin embargo, y además de que no haya error posible que me sea más gratificante, resulta que podemos aprender algo de él, en caso de que no sea un error total. Debemos aprender que, si algo en mi argumento anterior no fuera del todo descaminado, un terrorismo territorializado ( o nacionalisa si se quiere) mantiene un rescoldo vivo que puede avivarse en cualquier momento. Y apagar ese rescoldo exige una finura y una generosidad que no se pueden garantizar. Quizá porque sean imposibles.

Hablar de precios por la paz para escandalizarse por su posible surgimiento, traducir de antemano las condiciones retóricas del comunicado para negar que nada ha cambiado relmente y exigir desde ya que obviamente cese la extorsión, es totalmente razonable; pero ignora la naturaleza de lo que es es un proceso dinámico, sea esta negociador o dialogante o de toma de temperatura o de lo que sea. Este tipo de proceso es complejo en el sentido técnico del término ( que va un poco más allá de su traducción como simplemente dificil) y puede salir por casi cualquier lado.

Y sin embargo yo creo que este proceso va a ser rápido y definitivo, a poco que se lleve con cautela. Por los términos, no muy bélicos, del comunicado. Pero, sobre todo, porque ETA es una empresa que se ve a sí­ misma como obsoleta. Su producto es ya muy poco demandado cuando hay disponible un sustituto mucho más avanzado; ni los más fieles de entre sus clientes están dispuestos a seguir comprando una anticualla y las ví­ctimas han conseguido vehicular una justa ira que sobrepasa la que ETA cree también justa y que ha sido su sostén durante cuarenta años.

Los verdaderos artí­fices de la paz, si llega, serán infinitos y no seré yo quien les niegue su protagonismo eficaz; pero tengo para mí­ que quien ha derrotado a ETA es una masa difusa de héroes anónimos. Sí­ muchos héoes anónimos que durante estos años han cumplido con su deber cotidiano en silencio y que seguirán callados a pesar de que, en mi opinión, han sido la necesaria infanterí­a en una guerra que ha contado con un número excesivo y creciente de mandos del Estado Mayor.

Yo solo confí­o en ellos.

«Alto el fuego» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 23 de Marzo de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.