Desde mi sillón

Un blog de «El Correo de las Indias»

Grupo de Cooperativas de las Indias

Alemania y Japón hoy

A juzgar por el ejemplo de Japón, la limpieza del sector financiero lleva mucho tiempo de sufrimiento, como en la guerra. El tiempo es, en efecto, crucial tanto para la guerra como para las finanzas y, especialmente, para los bancos.

Revista imperial de tropas

Ayer noche me tragué una vez más la película «Vencedores o Vencidos» (un título que no entiendo) con el corazón en un puño, la misma unción de siempre y con la misma duda de siempre sobre la legitimidad de los juicios de Nuremberg (su verdadero título en inglés) y sobre la primacía incondicional de la Verdad. Ni siquiera la excelsa presencia de la Dietrich consiguió despistarme y, como siempre, creo que entiendo el mirar para otro lado con el que se defienden los jueces juzgados.

Esta mañana me he enterado de la muerte de Nagisa Oshima, el director de cine japonés que realizó El Imperio de los SentidosThe Realm of the Senses») ese film que conseguimos ver en Biarritz y en el que el imperio del deseo obligaba al protagonista a mirar para otro lado cuando, en su camino hacia la diaria y deliciosa tortura, se cruza con un pelotón del ejército.

Japón y Alemania fueron aliados en la II guerra mundial y en algo se parecerán. Por ejemplo en ese mirar para otro lado, pero ahora ya no miran para el mismo lado, ese lado terriblemente autoritario que caracterizó a ambos, sino que cada uno renuncia a seguir la corriente indecisa del mundo y Alemania se dirige hacia el ahogo de los demás mediante la austeridad, mientras que Japón recupera sin remilgos las políticas de relanzamiento que tanto se ponen en duda por los estudiosos de los multiplicadores. ¿Podríamos explicar esta diferencia?

Parece, por un lado, que el nuevo gobierno japonés está teniendo éxito en el relanzamiento de la economía utilizando medidas convencionales como el aumento del gasto público. Krugman está encantado con estos resultados que le darían la razón en la batalla que se trae el solito con el mundo y que admiro mucho. Pero por otro lado meditemos un poco esta cita de Axel Leijonhufvud:

Fiscal stimulus will not have much effect as long as the financial system is deleveraging. Even if that problem were to be more or less solved, the government deficit would have to offset both the decline in industry investment and the rise in household saving – a gap that is rising as the recession deepens. Here, too, the public is skeptical and prone to conclude that a program that only slows or stops the decline but fails to «jump start» the economy must have been a waste of tax payers’ money.

Parecería sensato concluir que los buenos resultados de la política económica del nuevo gobierno conservador japonés son probablemente debidos al la limpieza del sector financiero y esto es bueno y malo. Bueno porque sabemos que es esa limpieza la que hace buenas las medidas de toda la vida a pesar de los gritos de los bien pensantes. Y malo porque, a juzgar por el ejemplo de Japón, esa limpieza lleva mucho tiempo de sufrimiento, como en la guerra. El tiempo es, en efecto, crucial tanto para la guerra como para las finanzas y, especialmente, para los bancos.

«Alemania y Japón hoy» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 16 de Enero de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias