Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

Alakrana

Después de una visita a los cines Verdi y de aburrirme hasta la saciedad con Julia and Julie caminamos como tantas veces hasta esa taberna que nos gusta tanto y se llama Casa Mundi.

Como cada vez que vamos, y una vez consumida la primera ronda de blanco de Rueda, comenzó el repaso a la actualidad de la semana como prólogo de una discusión acalorada y presuntamente docta sobre el acontecimiento cuyo significado nos diferencie más.

En esta ocasión se trataba, como no, del secuestro del Alakrana. Después de un ejercicio de guantes dialécticos, en el que yo sugerí que lo mejor hubiera sido soltar a los bermeanos y ondarreses en la zona sin hacer ningún ruido, comenzó la verdadera discusion seria.

Los ejes de esta discusión apasionada eran dos, además de comentarios menos centrales. El dilema, en efecto, es si hay que decidir en base a un procedimiento determinado y prefilado, sea la interpretación exacta de la Ley y la Justicia, sea un cálculo de costes y bebeneficos, o si, más bien, hay que renunciar a todo procedimiento y arreglaártelas como puedas en cada situación.

El problema se centra en la situación de los dos piratas capturados. Su liberación, defiende un amigo, es tanto como cargarse el Estado de Derecho, contemplemos como contenplemos el caso de Antígona. Su liberacion o su abandono a la suerte, dice otro, debería depender de un serio cálculo de costes y beneficios: nadie pierde nada y bastantes ganan algo si cedemos a las exigencias de los piratas.

Y ¿qué digo yo? Recuerdo vagamente que lo que quise decir es que no hay procedimienntos adecuados para cualquier contingencia por rara que sea y que, por lo tanto, cada cual debería asumir su responsabildad sin esconderse detrás de principios abstractos irremediablemente mal definidos.

Todo esto adobado con los corespondientes comentarios sobre las dos éticas de Max Weber, que qué harías si fuera tu hijo el que está allí, críticas a algunos plíticos y a mis jueces favoritos, etc. Una noche estupenda., vaya.

Al acostarme pensé en uno cualquiera de los secuestrados y mi mujer me recordó a Miguel Angel Blanco y su asesinato sin que el Estado cediera ante las exigencias de ETA de liberar a unos presos.

Tardé en dormirme.

«Alakrana» recibió 2 desde que se publicó el Sábado 7 de Noviembre de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] estar refiriendo a un óptimo de segundo orden u óptimo subsidairo. Es lo que pasaba en la discusión entre amigos que mencionaba el otro día y es lo que hacía insoportable el debate del pasado martes por la noche en Madrid Opina dedicado […]

  2. […] a un óptimo de segundo orden u óptimo subsidiaro. Es lo que pasaba en la discusión entre amigos que mencionaba el otro día y es lo que hacía insoportable el debate del pasado martes por la noche en Madrid Opina dedicado […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.