Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

A Paco Sosa Wagner

Querido Paco:

Tu entrevista en el diario El Mundo me ha trasladado a tiempos pretéritos. Aquellos bonitos tiempos previos a la transición democrática cuando ésta se veí­a venir.

Nos uní­an las ganas de libertad y, como PNNs que éramos, el ansia de conocimiento.

Viví­as con tu mujer en una bonita plaza de Algorta y fuiste un poco más tarde de los primeros clientes de aquella gran aventura de la librerí­a Oroldi en la que oficiaba Maricarmen Castells, mujer de otro colega que lo siguió siendo mí­o mucho tiempo, nuestro querido Bubi Grafe.

Estás un poco más grueso, la pajarita te sienta muy bien y creo oir tu voz cuando desgranas las ideas de vuestro (tuyo y de tu hijo Igor) recientemente editado libro al hilo de la entrevista.

Pero vayamos al grano.

Afirmas con rotundidad que el Estado puede descomponerse si continuamos jugando con el Estado de las Autonomí­as. La idea no es nueva aunque compararnos con el Imperio Austro-Húngaro si que me parece una originalidad que no estoy seguro sea adecuada, aunque eso es lo de menos.

Ahora bien, reprobar la Confederación como posible arreglo institucional es una opinión que, en general, no tiene por qué ser cierta a pesar del ejemplo de Francisco José. Pensemos en el inicio de los E.E.U.U. o en lo que todaví­a se llama Confederación Helvética.

Si estuviéramos en la misma Universidad serí­a muy bonito organizar un seminario sobre estas cuestiones. O al menos un debate. Escucharí­a tus argumentos después de leer vuestro libro y te rogarí­a que leyeras lo que publiqué hace poco tiempo sobre el Principio Confederal en Polí­tica Exterior.

La discusión serí­a civilizada y saldrí­amos todos más sabios. Me temo sin embargo que esa discusión no vaya a tener lugar y no sólo porque estamos lejos o porque estamos agobiados de trabajo, sino porque no están los tiempos para estas finuras. Solo espero que leas esto y quizá ese pequeño trabajo que he mencionado y del que estoy bastante orgulloso.

Salud amigo.

«A Paco Sosa Wagner» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 11 de Febrero de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. mc dice:

    Deja aquí tu comentario o nota. Se publicarán los más interesantes e intentaré responder por correo los restantes. Los amigos también podéis dejar notas personales, avisando eso sí, de cuales son publicables y cuales no. En ningún caso aparecerán publicados comentarios anónimos, insultantes o con direcciones de email falsas. (Borra todo esto para dejar tu comentario)
    Yo sí he leído el libro de los Sosa y me ha convencido, claro que ya estaba convencida previamente. De todos modos es triste que no haya un debate frío entre expertos sobre el modelo territorial, y en la discusión política todos se alineen con los de su partido.Son como partidos de fútbol en que lo importante es ganar o perder y defender tu equipo, da igual si es bueno para los ciudadanos.He vivido en Cataluña sin ser de allí, y hay una tensión insufrible que impide un debate racional sobre política.

  2. Juan Urrutia dice:

    La tensión es insufrible en casi todas partes exceto, y no siempre, entre amigos. Los debates siempre son buenos. Lo importante es que sean educados, No tanto que sean racionales. Y la racionalida está siempre mediada por los segos cognitivos que se han documentado ampliamente y que hacen que solo comprendamos aquello de lo que ya estamos convencidos.
    Malos tiempos.

  3. mc dice:

    Estoy de acuerdo en que los debates son buenos y en que normalmente sólo se comprende aquello de lo que estamos convencidos, pero lo que me cuesta más aceptar es que por ej sobre la recusación de Tremps todos los expertos de un partido opinen una cosa, y los del otro partido opinen lo contrario. Me encanta cuando leo que hay laboristas que votan contra Blair en el Parlamento y no pasa nada.
    Y no eran fáciles los debates educados en Cataluña, la educación se pierde cuando se han exacerbado los sentimientos más viscerales, cuando un razonamiento que no saben refutar les parece un ataque. Por ej, cualquier comentario sobre lo poco beneficioso que es para Cataluña el impedir la movilidad laboral temporal con el obstáculo del idioma, termina hablando de lo que Franco les hizo a los catalanes.
    Me leeré Política Exterior.

  4. Juan Urrutia dice:

    No sé que más decir. La razón queda minusválida cuando se cruza con las vísceras; de acuerdo; pero también es verdad que las vísceras o la pasión son instrumentos de conocimiento. No hay razón aséptica. Eso no la invalida sin embargo. Es solo que deberíamos ser conscientes de nuestros propios sesgos

  5. Prometeo dice:

    Hola Juan
    He descubierto tu blog por casualidad, buscando datos sobre el juego del ultimatum y los resultados en función de las nacionalidades y de más sesgos socio-economico-culturales, aterricé en tu entrada de hace un año sobre el número Aureo.

    Más allá de compartir varios puntos de vista he de reconocer que me ha podido tu sosegada forma de escribir, razonada y sustentada en conocimiento más que en convencimiento. Algo que desde mi ignorancia llamaría humanismo. Realmente se agradece y envidia a partes iguales.

    Así que con tu permiso volveré por aquí.
    Un saludo

  6. Prometeo dice:

    Estoy muy de acuerdo con que son malos tiempos para el debate. Sobretodo cuando arrastramos convencimientos basados en simplificaciones extremas que nos llevan a perder los matices que nos podrían ayudar a comprender la auténtica magnitud de los temas/problemas.
    Simplificaciones que, tal como dice mc, van directas a la víscera enturbiándolo todo. Porque la víscera no es necesariamente mala, aunque sí muy peligrosa cuando no se pone en duda, cuando se le considera una respuesta y no una pregunta.

    Lo peor es que no sabemos debatir, porque tal como dices al final “solo comprendamos aquello de lo que ya estamos convencidos”.

    Como catalán de adopción más que el sosiego y la racionalidad en los debates siempre he echado de menos la capacidad de poner en duda los convencimientos propios. Y hasta donde yo se, en todos lados cuecen habas.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] me hice eco del libro de los Sosa, padre e hijo. Lo vuelvo a traer a colación por dos circustancias. Porque se ha presentado por […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.