Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

A la “recherche” del contacto: comienza el desenlace

Ya estoy de vuelta y les aseguro que cruzarme por Madrid con Carmelo Gómez, Javier Pradera, Jose maría Guelbenzu y Elena Ochoa me produce una especie de tonta alegría que solo se explica por lo que me ha pasado los últimos diez días.

Les decía que el falso músico de la orquesta me pasó una nota citándome en una isla del canal. Todo se aclarará pensaba yo. En la nota constan los detalles para dar con el contacto que me llevará a esa isla que no sé cual es. Podría llegar directamente; pero he preferido tratar de despistarles para sentirme mejor y poder desaparecer en el último momento si la cosa se pone fea. Así que estoy conduciendo hacia el norte como un turista más que ha tomado sus vacaciones la última semana de agosto.Solo tengo que llegar a esa isla de manera disscreta como un turista más y se desvelará el misterio de la persecución que sufro por parte de la gente de Skoda.

No se cómo tengo esa calma que desconozco; pero he decidido que, ya que estoy tratando de llegar a un sitio despistando a los que me citan en ese sitio, podría acercarme a ver algunas cosas y lugares de esos que siempre has querido conocer y nunca has encontrado el momento.

El viaducto de Millaud ( obra de Foster, ya saben el marido de elena Ochoa justamente, es una de esas obras de imgeniería y arquitectura que desde que se construyó he querido visistar. Realmente impresionante y, comprenderán ustedes, que también aterrorizador si además de sentir el vértigo te adelanta un taxi austriaco de marca Skoda: ¡tenía que ser justo en es lugar!

Sigo mi camino ahacia el destino confundido entre los cientos de miles de veraneantes en Trouville, Deauville y Carbourg (la Balbec de Proust). Arriba y abajo sin llegar a entender cómo y cuando el contacto va a presentarse y desde donde voy a tomar ese barco al que me dirigen en la nota.Mientras me emociono con la celebración de la liberacion de Honnefleur el 23 de agosto del 44. Miro a los veteranos de más de 80 años y se me saltan las lágrimas. Estoy emocionalmente débil a causa de este verano de persecución incomprensible.

Tengo que confesar que la emoción se me desinfla cuando noto que la celebración de la fraternidad que hoy une a los antiguos enemigos consiste simplemente en una comida. Qué poca cosa somos- pienso. De acuerdo- me digo- pero tengo vuelver a mis problemas.

Y, de repente, en uno de esos museos que jalonan las playas del desembarco, doy con una posibe clave de lo que está pasando: Checoslovaquia participó en el desembarco y mi padre trabajó par una empresa inglesa (en la que hizo práticas siendo estudiante en Newcatle) de las que construyó el puerto móvil Mulberry sin el cual los aliados no habrían podido hacer del desenbarco el principo de una invasión liberadora.

El desenlace debe de estar cerca.

«A la “recherche” del contacto: comienza el desenlace» recibió 4 desde que se publicó el Martes 1 de Septiembre de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. kueli dice:

    ¡Menos mal que has vuelto! Estaba empezando a temer que te hubieran secuestrado de verdad. Para celebrarlo y por si hiciera al caso te regalo un hai-kai de mi tío dadaista.
    “Cuando se murió el canario,
    puse en la jaula un limón.
    Soy un caso extraordianrio.
    De imaginación”
    [Paco Vighi]

  2. Juan Urrutia dice:

    Gracias por ese precioso hai-kai. No sé si estoy secuestrado o no. Me lo tengo que explicar a mí mismo.

  3. kueli dice:

    ¡Qué bonito cuando todo se vuelve reflexivo! Naturalmente en los dos sentidos de esa palabra…

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] un casa de campo. Por fin me iba a enterar de lo que yo tenía que ver con los Skoda a través de mi padre y su trabajo para los aliados que necesariament tuvo que ser clandestino ya que los astilleros Euskalduna, donde […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.