+32

por | sábado 12 de abril de 2008

Decí­a ayer que ahora empiezo a sobrepasar los 32 años de mezquindad franquista después de 32 años de libertad en democracia más o menos avanzada. Hoy quiero añadir que también es verdad que la libertad ha traido con ella 32 kilos adicionales que me cansan el corazón cuando no tengo más remedio que arrastrarlos por esos aeropuertos del Señor. Es que ayer, en el insomnio que empieza a ser crónico, remiré unas fotos de nuestra boda y yo pesaba 60 kilos. Parecí­a un nerd repelente con mis horribles gafas de concha.