Desde mi sillón

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperativas de las Indias

2 X

Ayer comenzó un improvisado procedimiento para alcanzar un pacto, llamado de Estado, para la toma de medidas contra la fase presente de la Gran Recesión. El procedimiento continuará hoy con una reunión formal entre representantes de todos los partidos y la troika negociadora. Simplificando: este proceso va a enfrentar dos actitudes básicas a penas distorsiondas por tacticismos de vuelo corto.

Estas dos actitudes básicas están estupendamente ejemplificadas por el discurso de dos personas a las que he visto en la televisión recientemente: Lorenzo Bernaldo de Quirós y Carlos Martínez Alonso. O, mejor dicho, las dos actitudes están ejemplificadas no por el discurso sino por el uso incontinente de dos palabras que contienen la X.

En el Debate de Calleja de la CNN+, D.Lorenzo, gran economista disfrazado de Oscar Wilde, expone de manera apresurada, como si tuviera prisa por acudir a un foro menos trivializador, y con contundencia todo lo que hay que hacer basado en todo lo que él sabe que va a ocurrir IneXorablemente, con énfaisis en la X y con mucho uso de unos gráficos imaginarios que dibuja con el dedo. En el programa de Iñaki Gabilondo en la misma cadena, hoy, D.Carlos, con las manos quietas sobre la mesa y sin disfraz alguno, explica sin prisas y con palabra entusiamada propia del gran investigador que es, la opotunidad que se podrían dar mutuamente la ciencia y la crisis, una oportunidad que no duda en calificar de eXtraordinaria con énfásis otra vez en la X.

Pero el énfasis en una letra no añade nada al contenido de lo que se dice aunque pretende convencer. La X como recurso retórico y no como incógnita.¿O sí? Pues sí se trata de dos incógnitas. cómo desapalancar la economía española y cómo cambiar de modelo productivo por utilizar las formas vulgares de referirase a ellas.

Estos dos usos retóricos de la X nos ponen delante de las narices dos maneras de entender la situación económica presente y no solo en España. Quien habla de algo como ineXorable es que cree vicir en un mundo de riesgo en el que podemos probabilizar los acontecimientos posibles. Quien se admira ante lo eXtraordinario muestra, quizá sin saberlo, que estamo en un mundo de incertidumbre en el que no solo no podemos establecer probabilidades para cada posible acontecimiento sino que ni siquiera eastamos seguros sobre la completitud del catálogo de los acontecimientos.

Ahora imaginen a estas dos personas encabezando las dos partes que debieran alcanzar un pacto. Imposible entenderse. Uno se levantaría de la mesa en cuanto el otro abriera los ojos en expresión de asombro ante la seguridad del primero. Y el que se queda en la mesa seguiría ensimismado en su visión sin darse cuenta de qe el otro hace tiempo que ha baandonado la conversación.

A pesar de lo dicho las 2 X del título no son como dos incógnitas, pues de éstas hay muchas más, sino como dos apuestas en la quiniela múltiple. Son, si las miramos bien, como dos tijeras. Las dos cortan pero de diferente manera. Una castra y la otra es como un juguete erótico. En lo eXtraordinario hay sueños y esperanzas. En lo ineXorable solo hay destino.

«2 X» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 25 de Febrero de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Urrutia.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.